Olivia Rodrigo – Sour: Un poema al corazón

¿Cuantos primeros lanzamientos realmente icónicos podemos encontrar en este siglo? Podríamos hablar del primero de Arctic Monkeys, del de The Strokes. Quizá «Funeral» de Arcade Fire, «Hot Fuss» de The Killers o el reciente «From the Fires» de Greta Van Fleet. Discos que quedaron en el intelecto cultural más allá de ser medianamente recientes. Olivia Rodrigo y «Sour» se suman a esa lista.

Hoy llegó el momento de hablar, del que seguramente sea uno de los lanzamientos más recordados de una artista femenina en los últimos años. Así es que llegamos a Sour, el reciente debut de la joven Olivia Rodrigo. Cargado de sentimientos por un amor que ya no está, Olivia aparece en la escena musical para pegar un golpe que seguramente dé que hablar durante mucho tiempo.

Desde la salida de «drivers license», su primer single, esta niña sorprende y genera comentarios. Conocida por participar en la nueva serie de la afamada franquicia High School Musical (High School Musical: The Musical: The Series) en el año 2019, su nombre tomó real dimensión con la salida de su primer single. La canción, adoptada con gran cariño por la gente, se convirtió en el puesto uno del chart radial Top 40 de EEUU por cinco semanas.

Se sabia que Rodrigo daría que hablar, y lo terminó de demostrar con los dos sencillos que le siguieron: «deja vu» y «good 4 u». Este último, uno de mis favoritos. La perfecta mezcla entre el dolor y la superación llevan al espectador, ya que este disco podría ser tranquilamente contado como una película, a un subibaja de emociones.

Un poco de historia

Para poder adentrarnos en el mundo Rodrigo, hay que tener en cuenta algunas cosas. Si bien no es su primera intervención en la música, sí es su primer proyecto como solista. Con tan sólo 18 años, llegó para lograr récords.

Su carrera comenzó hace varios años, pero su reconocimiento llegaría en el año 2016 cuando se convertiría en la actriz principal de la serie Bizaardvark de Disney, interpretando a la personaje principal llamada Paige Dana Olivera. Luego fue seleccionada para el papel de Nina Salazar-Roberts en la serie sobre el musical de High School Musical, donde escribió sus primeras canciones: Algunas de ellas fueron «All I Want» y «I Think I Kinda, You Know» junto a Joshua Bassett.

Sour tema a tema

El recorrido del disco comienza con una brutal primera pieza de una obra, que avanza planteándose la perspectiva de Olivia de una especie de triángulo amoroso y todo lo que eso conlleva. La representación de esta historia pasa por múltiples sentimientos. Desde bronca hasta nostalgia, pasando por tristeza para culminar con algo de aceptación por las cosas que pasaron.

«brutal» es una de las partes ‘rockeras’ de Olivia, mostrándose así, enojada y confundida. Un primer tema extraño para empezar un disco, el cual luego toma tintes melancólicos pero con un resultado excepcional: te atrapa desde el primer segundo. La frase «Wheres my f*cking teenage dream? If someone tells me one more time ‘enjoy your youth’ im gonna cry», parte de la letra, hace obvia la intención de la brutalidad del track: cansada de una juventud que no le sienta bien. La intención es salir de toda esa zona tormentosa que significa ser adolescente, marcar desde el inicio la intención del disco.

El segundo track es «traitor», mi letra favorita y uno de las mejores canciones del disco. Ya más calma, comienza a hablar de todo lo que desencadena sus ganas de abandonar la adolescencia: la rutina y especialmente, el amor. La canción muestra a una chica triste y, al mismo tiempo, enojada pensando en porque decidió elegir a otra mujer. «Se que nunca sentirás pena por la forma en que me lastimaste, me diste tu palabra pero eso no te importo» y «Te tomo dos semanas ir y salir con ella» son las frases que más resuenan en una canción que te puede hacer sentir identificado si fuiste joven y enamoradizo.

(Photo by Jason Mendez/Getty Images)

Luego llega «drivers license», el primero de los dos singles del disco. Con un clima más calmo, más de asumir la realidad, Olivia se encuentra contando algunos detalles de lo que pasó. La historia sobre como consiguió su licencia de conducir, y soñó hacerlo hasta su casa para encontrarlo pero las situaciones los pusieron en polos distintos y el ya estaba con «su rubia». Una canción triste y nostalgiosa, pero con sentimientos. Con sentimientos puros de un corazón roto.

Llegando a casi la mitad del disco, se abre paso «1 step forward, 3 steps back», canción que cuenta con un sampleo de New Year’s Day de su «madrina musical» la famosa cantante Taylor Swift, la cual aparece acreditada junto a Jack Antonoff en los créditos de la canción. El cariño de Olivia por Taylor está demostrado en muchas de sus acciones. En varias entrevistas contó lo fanática que es, mostrando posesiones que tienen que ver con la cantante (remeras, discos y hasta su fondo de pantalla del celular) además de ser amiga de ella. La canción gira en torno a la duda. La duda de seguir amando a la persona que la hizo feliz, o de seguir su camino sin mirar hacia atrás. Preguntándoselo todo.

La próxima canción es el segundo sencillo del disco: «deja vu» llegó para posicionarse en los charts mundiales. Es una de las canciones más escuchadas de la placa, y de las favoritas del público en general. La dulzura de la voz de Rodrigo nos hace recordar y ver las cosas agridulces del amor. Es como si toda esta historia se reflejara sobre nosotros, como si la estuviéramos reescribiendo junto a ella. Eso es quizá lo más bello del disco, que se siente tan personal e íntimo que parece que estuviera hecho exclusivamente para cada uno de sus oyentes.

«deja vu» habla sobre algunos actos que se repiten. Sobre actitudes, momentos y sensaciones que su ahora ex pareja recrea en su actual noviazgo. Tal como un deja vu, la canción cuenta detalles especiales como la interpretación de una canción de Billie Joel que podría también encontrarse en los momentos dorados de la otra pareja. Una mezcla de nostalgia y dolor, que se hace carne dentro de uno mismo porque podría llevarnos a una historia que nos pasó.

Luego de la nostalgia y la tristeza, el alma se apodera del resentimiento o de la bronca y nace «good 4 u», el tercer y último single. Cargado de guitarrazos furiosos y energía contenida, Olivia se abre paso a un universo que había empezado a mostrar en el primer track pero que se haría más realidad que nunca. Rock puro y duro, con una mezcla de ese pop que tanto nos hace bailar. El resultado es exquisito y es una de las mejores canciones que contiene el disco. El enojo a flor de piel se revela aquí. Con una voz ya no tan dulce, se encarga de revelar sentimientos un tanto más oscuros. Se pregunta porque decidió cambiarla por otra persona, si será tan feliz como con ella y que aunque no le importe, ella sigue sintiendo dolor. Un dolor que se empieza a perpetuar cada vez más y más.

El disco empieza a irse ,y con ello llega la calma. La calma de saberse un tanto tranquila porque ella su parte la cumplió, y la aceptación de que todo ese amor que guardo en su interior es momento de dejarlo volar. «enough for you», «happier», «jealousy jealousy» y «favourite crime» son las canciones que le dan paso a «hope ur ok», la última canción del disco.

«No sé si volveré a verte, pero espero hacerlo algún día» son las palabras que usa Olivia para empezar a despedirse en un disco que nos hizo pasar por todos los sentimientos habidos y por haber. «Te amo y espero que estés bien» es la última frase de la canción. Aunque todo costó, la paz y la tranquilidad llegaron para entender que si no se puede dar, no tiene porque ser. Intentar demasiado a veces no es sano, ni sirve ni ayuda. Cuando todo está falleciendo en el amor, por más que uno intente, es en vano.

En unos 40 minutos de duración, Sour pasa por todos los estados de una relación que, con una tercera persona en discordia suceden. Es por eso que las canciones tocan una fibra sentimental en la que uno puede sentirse identificado. Simplemente porque son historias que suceden, y que terminan siendo reales. Olivia Rodrigo demostró, de la mejor manera, que una primera entrada al mundo de la música puede ser espectacular siempre y cuando sea genuina. Un disco que no pasará desapercibido y que se colará en las estanterías o en las bibliotecas digitales de muchas personas.

Más artículos
Las Bodas Químicas || Indiefuertes || Niceto Club || PH Mica Goyeneche || 05 MARZO 2020