Chau verano, Hola fiesta

Onda Vaga || Ciudad Cultural Konex || 18.03.18

La gente llegaba al Konex, entre el frío y la emoción que da siempre ver a los vagos en concierto. El verano ya es casi un (caluroso) recuerdo y Onda Vaga quería despedir el festival más largo de Buenos Aires con una nota alta. Niños y adultos reunidos para escuchar a unos chicos con una notable trayectoria de 10 años y varios discos de estudio, pero con una energía y una rumba imbatible.

Cuando ya eran las 7, Juan Wauters se monta en la tarima del patio del Konex y con una decente audiencia empezó a dar un increíble recital acústico que fue poniendo el ambiente listo para el show principal. Fuerza vocal y coros pegadizos hicieron que el uruguayo se fuera por todo lo alto del escenario.


Al momento que Onda Vaga se montó al escenario, el público ya tenía 10 minutos coreando su nombre. Colocados todos uno al lado del otro, como bien nos tienen acostumbrados, empezaron su recital tocando “La Maga” de su más reciente disco OVIV. El público no se quedó atrás y empezó a saltar y cantar.

El concierto continuó con otras de sus nuevas canciones como “El Estupor” y “El As”, mostrando a unos chicos enérgicos y bastante animados de tocar en un espacio que siempre los recibe con los brazos abiertos. Cuando llegó el turno de las más clásicas canciones, los asistentes del patio estaban más que felices.

Lo que más emociona de este quinteto es que no son los típicos músicos estáticos en el escenario. Percibes, mientras bromean y corretean, en el escenario que existe un aura de genialidad y simpatía en el grupo. No se sienten sino más renovados mientras tocan canciones que ya fueron compuestas hace casi una década atrás.

Luego de “Mambeando”, dicen estar en las últimas de la noche pero el público pide más. Un excelente cover de Devendra Banhart termina el setlist original de la noche, pero los chicos regresarían a hacer un encore con “Sequía de amor” que la gente no se cansaba de pedirla durante todo el show. Ellos con gusto y risas siempre quieren complacer a su adorado Konex.

El verano se fue y Onda Vaga se encargó de darle una despedida magnífica

Más artículos
John buscaba un contacto extrarrestre