Los 9 de oro

Amores Tangos || La Tangente || 02.12.17

Sábado de primavera, que a veces lo es y a veces no, nos tocaba ir por primera vez a La Tangente, un espacio con ambiente palermitano pero válido para sentarse en una mesa y disfrutar de buena música. Aunque esta vez tocó estar en las mesas del fondo, situación que a veces complicó el goce total de un show que tuvo lo que un festejo necesita.

Con su nuevo disco, “Fronterabierta”, la banda de Jose Teixidó amplió su sonido, se acerca a compases de distintas partes del mundo y ponen  una vez más a la vista la excelencia de los músicos que componen esta orquesta, la cual fue potenciada con un violín y un clarinete en escena.

“Nossa” y “Corsos” aparecieron en la primera parte del show y empezaron a levantar el clima de un lugar con entradas agotadas, y con público de todas las edades. Hubo clásicos como “Milonga de altamar”, el primer tema editado por Amores, en ese disco que hoy parece quedar tan atrás.

El Negro Falótico y Cucuza Castiello se sumaron como cantores invitados y aportaron esplendor a las bellas melodías, pero los mimos siempre se los queda el enorme Osvaldo Peredo, quién con una voz con nanas, nos ofreció versiones de “Rubí” y de “Los cosos de al lao”, haciéndonos poner de pie por un largo rato para vivar por una más.

La interacción entre público y banda fue constante, y hasta hubo anécdotas de momentos de crisis que derivaron en composiciones a lo largo de estos nueve años de trayectoria. El final fue con cumbia y baile para todo el público presente y con el anuncio de una fecha en febrero en el mismo lugar a modo de revancha.

La expansión y la proyección de Amores generaron que tengamos menos posibilidades de verlos por Capital y alrededores, por eso cada ocasión es difícil dejarla pasar. Hay que acercarse, soltarte y terminar aplaudiendo y bailando como lo venimos haciendo desde hace varios años, aquella noche del CAFF sigue siendo una bisagra para el humilde cronista.

Más artículos
El todo y la nada