Se jugaron un pleno

Festival Rock and Chop en Estadio Malvinas Argentinas

Hace una semana y media, la marca Isenbeck fue por todo, ya que luego de la suspensión a principios de 2016 del festival que ellos organizaban, redoblaron la apuesta y armaron uno más grande y con una cartelera repleta de bandas consagradas, y un espacio (muy valedero por cierto) para las bandas emergentes, entre ellas Esencia Vudú, Bigger, etc.

Los conciertos comenzaron a las 2 de la tarde y tuvieron una convocatoria muy aceptable, el público obtuvo sus tickets a partir de concursos o de invitaciones que hacían las distintas bandas que tocaban en el show. Esto abre más el juego, y da la posibilidad a la gente que no siempre tiene los medios necesarios de afrontar los costos de un ticket, y esto es un punto importante para la marca.

Marilina Bertoldi e IKV brindaron shows de alto nivel, los cuales asombraron a los asistentes, y dejaron con muchas ganas de más, pero los festivales tienen ese tema de los «tiempos estipulados». Eruca y Bersuit están pasando buenos momentos, unos preparando un disco nuevo, los otros presentando uno que salío a principios de este año, y los llevó a pasear por otros continentes.

La propuesta fue buena, quizás algunas cosas organizativas que pueden mejorarse a futuro. Los festivales gratuitos de las marcas son un concepto que en Argentina está en desuso, y que se da en esporádicas ocasiones. El público se comportó de la mejor manera, y las bandas intercambiaron experiencias en un lugar comodísimo para tocar, como lo es el Estadio Malvinas Argentinas.

Más artículos
Los Cafres || Fiesta Clandestina || Groove || Ph. Nico Bruno || 03.02.18