No te va Gustar en Estadio Obras: Contra todos los villanos

A lo largo del año durísimo que está concluyendo, no habíamos tenido a No te va Gustar en Capital. El show más cercano había sido en Tortuguitas, precisamente en el Directv Arena, en el mes de septiembre. Sin embargo, todos sabíamos que la chance iba a llegar, y vaya que apareció. Cuatro noches en el Estadio Obras que funcionan de cierre de la gira “Suenan las alarmas”, un disco que los siguió posicionando entre las bandas de rock más importantes de América.

Diez años después volvieron al reducto de Av Del Libertador, la última había sido en 2007 con la presentación de “Todo es tan inflamable”, un disco que tiene piezas como “De nada sirve”, “Pensar” y “Fuera de control”, las cuales fueron de la partida dentro de un setlist que tuvo todo lo que uno podía pedir. Se hicieron las 21:30hs, se apagaron las luces y arrancó un concierto que superó las dos horas ampliamente y que tuvo 34 canciones.

“Pégame más fuerte”, “Cero a la izquierda” y “Destierro” fueron los primeros, Obras lucía como en sus mejores noches pero el volumen no acompañaba, lo que generaba un esfuerzo un poco mayor para entrar en ritmo.

La decisión de tirar bloques de 6-7 temas seguidos fue atinada para mantener el show en picos altísimos de emoción. Ntvg está muy afilado, con una claridad instrumental y un flow que sale desde la base y pasa por unos vientos que le dan valor agregado a cada composición. “El mismo canal” fue una sorpresa anunciada por Emiliano, canción desempolvada y que pertenece a “El camino más largo”, un disco de 2004 producido por El Chávez, y que significó un quiebre sonoro para una banda en constante evolución.

Los 25 años de historia que se cumplen en 2019 vienen con disco y libro bajo el brazo, éste saldrá editado en el mes de febrero según lo anunció Emi, el cual tendrá entrevistas y anécdotas de una de las bandas que más gira en la actualidad. “Viajando sin espada” volvió a sonar y le pegaron un clásico como “Clara”, en el cual las más de 4000 personas tomaron el protagonismo en las voces.

“Van a escuchar muchos temas en estos cuatro días, van a entrar unos y salir otros día a día, pero esto no va a estar en ninguno de los cuatro”, afirmó Brancciari mientras sus compañeros se reían. Sonó “La única voz” y la versión fue extendida por la insistencia de los presentes. Los uruguayos están en un momento en el cual todas las canciones se festejan como el hit más importante.

“Prendido fuego” tiene el cartel de clásico con un final furioso, “Te voy a llevar” y ese medley con “Todo un palo” sigue siendo festejado como nunca y la noche iba entrando en la parte final. La comunión era total y el volumen había mejorado algo. Hubo falsa despedida, pero duró poco, “Cielo de un solo color” para tirarnos el himno uruguayo por excelencia en una versión altamente emotiva y, como siempre, cerraron con “No era cierto” para que suene de fondo “Quería ser como él”, mientras se despedían y nosotros emprendíamos el largo camino a casa un jueves por la noche.

La primera noche de Ntvg en Obras estuvo a la altura de su historia y de su actualidad, una de las bandas que más trabajan y a la que adoptamos hace años. La convocatoria crece año a año, pero estos lujos todavía pueden dárselos. Lo malo es que Obras tiene una regulación sobre el tema decibeles que genera que las bandas pierdan brillo y fuerza en sus presentaciones, este será un tema a rever para los productores que armen sus conciertos ahí. No te va gustar salió airoso por su excelencia, pero será difícil llevar conciertos adelante con un sonido bajo. Por eso podemos decir, el jueves hubo una clara victoria uruguaya contra todos Los Villanos.

Más artículos
Cravzov y su nuevo single