Los Espíritus, un estado fogoso y calmo que nos transporta

Los Espíritus en Teatro Flores

El Teatro Flores se encuentra repleto de gente.  La actitud general y el ambiente dicen a viva voz: Fiesta. Las entradas agotadas y una humedad pegajosa que invita a bailar. Luego de una calma espera salen ellos y acompañan el clima. Con camisas coloridas bien a tono y un groove que arrasa.

Abren con “La mirada”. Todos les aguantamos la mirada a ellos, que sí, son el centro de la escena, y a pesar de que el pasaje en subte efectivamente salga el doble y estemos todos apretados, vale la pena el esfuerzo para volverlos a ver.

Las voces suaves y sedantes de Maxi Prietto y Santi Moraes nos mecen y llevan como un río con su corriente calma pero intensa y que no decae nunca. Siguen con “La crecida”, continúan con “Mapa vacío” , luego “Jugo” y sigue “Perdida en el fuego”. El show nos va meciendo y presentando su tercer y último disco “Agua ardiente”, con letras punzantes, relatos míticos y un sonido envolvente. También tocan temas de sus discos anteriores.

Todo el recital es un paseo por aguas mansas y calientes y en esa contradicción entre intensidad y suavidad regodean al público con gritos, gran despliegue y manejo de los instrumentos y un publico que acompaña este verano que no se termina y que agradecemos con sincera gratitud.

Más artículos
La Cuchi de Cámara