VerDor: «Con VerDor juego a diferenciar todo»

Rodrigo Jorqueira es un artista chileno con una trayectoria dentro de la escena under, y que viene trabajando con Trostrigo. Sin embargo, en el último tiempo, la idea de VerDor fue tomando más forma para llegar a ser esto que tenemos hoy. Un trabajo experimental que viene haciéndose lugar mes a mes con una nueva canción rotando en los principales plataformas de streaming. Hace unos días charlamos con él, y nos contó el momento que vive.

VerDor es un proyecto nuevo dentro de un circuito que tiene miles de propuestas. ¿Sobre que conceptos se basa? ¿Qué propuesta diferencial presenta?

Es un proyecto impulsivo en el que la cadena de creación de un tema no pasa por más de 6 orejas, es decir que tiene poco filtro y pocas personas involucradas en el proceso. El plan no es crear canciones para presentarlas en vivo, sino crear por la satisfacción de crear sin concentrar las energías en estrategias de masificación o de una puesta en escena. Por ahora el juego es crear una canción por mes.

Trabajar con diferentes artistas es enriquecedor. ¿Lo realizado en Ene Ene va a ser una forma de trabajo constante o solo la vas a utilizar de manera puntual?

La primera canción del proyecto nació como una colaboración con un desconocido. Conocí a @chulini a través de Twitter y le comenté que me gustaban sus twits y él sugirió que hagamos una canción. Le pasé una maqueta de un viejo tema y creó una instrumentación alrededor; así nace “Lemu”.  Fue totalmente enriquecedor, especialmente para dar la patada inicial. Luego hice dos canciones solo y un día viendo noticias de música me apareció mucho un tal “blosqui”, así que lo escuché y me pareció muy original su propuesta. Lo seguí por twitter y empezamos a hablar, lo que derivó en unas cervezas en persona y la creación de la canción “Ene Ene”. blosqui es un tipo muy talentoso, como músico y productor y siento que aprendí mucho haciendo esa canción con él.
Ahora me encuentro preparando una canción instrumental para un videojuego llamado “Coatie Hoarder” y un poco más adelante estoy preparando algo con Walnuts (también a distancia), cruzando los dedos para que Santiago Camacho de DEX colabore también.


Trostrigo, tu otro proyecto, tiene un circuito armado y canciones que viene defendiendo hace años. ¿Como es el ejercicio de ir cambiando el chip al momento de encarar cada uno?

Me encanta que sean dos cosas muy diferentes. En Trostrigo, el proyecto ya evolucionó como una banda, y por suerte, invitaciones a tocar no nos faltan. Ahora estamos armando para ir a celebrar los 10 años en Chile con mis compañeros y es el desafío más colorido que tenemos hasta fin de año con el proyecto.
Con VerDor juego a diferenciar todo, es decir, cantar diferente (2 tonos más abajo), evitar el protagonismo de la guitarra y dar un pasito más hacia la experimentación.

A fin de año van a estar los singles editados. ¿A partir de ahí, cual es la idea?

Quiero acumular unas 20 canciones para recién pensar en tocar en vivo, hasta esa fecha, el juego será solo crear. El tiempo pasa muy rápido y no quiero desaprovecharlo

 

Más artículos
Se va la última