Vale Cini: «El camino enseña a ser un líder amoroso y entusiasta»

Vale Cini tiene nuevo disco, el sexto de su carrera solista. «La Bestia Melancólica» es fruto de un trabajo arduo y consciente de esta artista. La brecha de género, su composición y el lugar que ocupan sus viajes en su historia musical.

Este contexto de pandemia modificó de manera total el plan de cualquier artista independiente, las giras, los conciertos y esa posibilidad del contacto quedó resumida a conciertos por Instagram o a algún osado/a que pueda preparar una producción por streaming. Sin embargo, por el otro lado se abrieron las posibilidades para grabar, experimentar sonidos y componer canciones que se sumarán a los distintos repertorios.

Vale Cini es una artista con una carrera extensa en la escena y una frondosa discografía solista. Su nuevo disco «La Bestia Melancólica», editado a finales del año pasado, es una apuesta diferente en lo compositivo. De esto charlamos en esta entrevista, y también nos develó que hay un material listo para ver la luz en el corto plazo: «De hecho, yo ya tengo un nuevo disco casi terminado y con ganas de empezar a trabajarlo con la banda», y una presentación de disco, en preparación, sujeta a la posibilidad de hacerla en vivo: «Es muy loco todo, no se que sucederá».

Luego de tantos discos y de tantos proyectos. ¿Qué es lo que te inspiró en este disco?

Las ganas siempre y la disponibilidad, y por supuesto, estar con la guitarra siempre, probar acordes, letras , generar material permanentemente, profundizar en las ideas que siento pertenecen al momento que atravieso o me atraviesa y luego darle una forma integral.

Hay un trabajo diferencial en la afinación de la melodía de las canciones de este material. ¿Tenes en cuenta que puede ser más difícil para la escucha del oyente medio o siempre pones por delante la música que sale del laburo y de la inspiración?

Hay algunas afinaciones que no son las estándars, pero de ningún modo creo que eso sea más difícil de escuchar ni que se note tanto en general. Muchísimos músicos usan otras afinaciones y son super conocidos. No se que seria un oyente medio, hay oyentes , con variadas preferencias , algunos mas osados, pero no creo que mi música sea nada difícil de escuchar, es como se descalificara a quien esta escuchando y hubiera que generar música fácil de escuchar? ¿Cuál seria?.

La gente puede apreciar cualquier cosa, hay variedad como gustos. En este caso, fui componiendo una serie de canciones que cuentan y tiene algo en común en la letra y en el color sonoro . No busco efectos , ellos eventualmente pueden surgir de un concepto y de lo que quien escucha pueda sentir, emocionarse, bailar o sentirse nombrado.

¿Cuáles son los factores diferenciales que tiene «La Bestia Melancólica» con otros discos?. ¿Cuáles son los aspectos que repetiste de otros procesos?

La diferencia es que venia trabajando las canciones mucho con la banda, entonces llegamos al estudio super afilados, y se grabó como si fuera un vivo, luego grabé las voces y coros. Los temas estaban bien madurados no solo como canciones sino en los arreglos, el audio de toda la banda y la idea de grabar en unísono.

Lo único que repetí fue a algunos de los músicos, que son parte de mi actual banda, estable, por así decirlo y el estudio, cuyo dueño e ingeniero me hacen sentir en casa, me siento cómoda, libre y con muy buenos fierros para trabajar.

Hay muchos viajes en tu historia con la música. ¿Cual es el que te sigue marcando hasta el día de hoy?

Mi historia de la música es la de la vida porque no son divisibles para mi, todos los viajes dejan sus huellas, y de ellos miles de aprendizajes. No hay uno mas importante que otro, en ese aspecto.  Y la música es una disciplina y un arte maravillosamente orgánico y portable a todas partes.

Además de tu propuesta solista, seguís trabajando con «Sentime Dominga».  ¿Cuáles son los aspectos que podes volcar en ese proyecto y no lo podes hacer en el camino solista?

La verdad es que si bien se reeditó un Grandes Fracasos 2020 el año pasado con Sentime Dominga,  ya hace unos pares de años que no tocamos juntes. Es un proyecto de Juan Tauil, y si bien he dejado mi marca en él,  no me pertenece, pero si se decide salir a tocar o armar algo, se hará cuando Juan tenga ganas.

No hay nada que haya hecho en Sentime Dominga que no pueda hacer en mi camino solista, al contrario, son más aun las cosas que puedo hacer, siento una enorme libertad, y me da mucha felicidad meterme de lleno en mi música. También asumo una gran responsabilidad al mismo tiempo, no solo con la calidad de lo que produzco, sino con los artistas y músicos que me acompañan.

El camino enseña a ser un líder amoroso y entusiasta, a  estar disponible, a escuchar  las voces de quienes me acompañan, sus propuestas, ideas, inquietudes. Aunque mi decisión sea la final, tomo los aportes y sugerencias, suman y siempre se aprende. Dialogar y compartir lo que estoy organizando etc.

Aún hay mucho camino por recorrer. ¿Cómo ves la brecha de la género en la escena musical? ¿Sos optimista con lo que viene de acá en adelante post pandemia?

La brecha puede ser que se haya achicado un poco, pero los estándares de “belleza, edad, y estéticas visuales”, así como de estilos musicales sigue regida por pautas hegemónicas y muy mainstream de estereotipos, pero bueno, algo se va avanzando.

Post pandemia, ni idea, sinceramente es muy loco todo, no se que sucederá . Estamos organizando la presentación del disco pero ni se si no habrá otras vez encierro, restricciones horarias etc. Creo que las cuestiones streaming, on line y aire libre seguirán evolucionando y probablemente seguir generando contenidos artísticos para las plataformas. De hecho, yo ya tengo un nuevo disco casi terminado y con ganas de empezar a trabajarlo con la banda. Mientras tanto, pueden escuchar y disfrutar del viaje de La Bestia Melancólica y navegar en mi universo mas azul, introspectivo y de renacimiento.

Más artículos
Música aislada: Ciudad Paranoia