Resonancia directa con Pedro

Pedro Aznar || Teatro Opera || 29.09.17

Asiento en fila diez en el centro del Teatro Ópera, ubicados en un lugar de privilegio para disfrutar de la celebración de los 35 años de carrera solista del Sr. Pedro Aznar, festejo que se ve reflejado en las conversaciones alegres y sonrisas de la gente de este último viernes de septiembre.

Pasadas las 21hs, arrancan Alejandro Oliva (percusión), Julián Semprini (batería), Coqui Ortiz (guitarras) y Fede  Arreceygor (teclados) en escenario, iniciando sonidos que se mezclan con las luces azules que los iluminan, generando un marco introductorio para la entrada de Pedro, quien ingresa para empoderar la guitarra y continuar con el instrumental potente que ya se venía forjando hacía unos minutos.

El ingreso de Aznar implica un colchón de aplausos del público que celebra su presencia, la cual  atrae miradas y deja atónito a más de uno del público. Bien podríamos decir que esas acciones son consecuencia directa de lo que produce Pedro a los espectadores: admiración e imposibilidad de dejar de observar cuál será su próximo paso en el escenario.

Con pasaje de la guitarra al bajo, espera para comenzar la próxima canción para contarnos que el show que estamos a punto de presenciar tiene un año de preparación, cada track fue pensado y elegido a conciencia y dedicación. Es más, como todo festejo tiene un souvenir, él y su equipo crearon uno a medida de esta celebración, un box será lanzado en poco tiempo con toda su discografía solista acompañado de un libro, con detalles e historias de cada cd más reflexiones sobre su trayectoria musical, además de un EP con 4 canciones nuevas y un disco doble de esenciales, en formato CD y Vinilo.

La lista de temas es anticipada por Aznar, enunciando que un poco de sus 16 discos estarán presentes en esta noche. Set list que atraviesa “Fotos en Tokyo”, “Amor de juventud”, “A primera vista”, “Ruina sobre ruinas”, “Quebrado” entre otros. Cada canción es acompañada por imágenes en la pantalla de fondo que equilibran la escena, por ejemplo cuando fue el turno de “Dicen que dicen”, las imágenes generan impacto y provocan pensar el pasado, el presente y el futuro de todo lo que nos rodea, situación que se repite con la imagen de Donald Trump de fondo para su nuevo tema más pesado y rockero “La trampa”. Conclusión, cada tema elegido para esta noche remarca el pensamiento del homenajeado a través de los años, la libertad,  la diversidad, la integridad y la fusión.

En este viernes de cierre de semana laboral que pedía a gritos música y desconexión mental, se lo logró en las dos horas y media de recital con sonidos precisos y potentes de cada canción, show que no necesito de la presencia de invitados para animarlo, sino la simple presencia del Sr. Aznar y sus músicos. Presencia a quien se le pianto lágrimas de emoción, provocando lo mismo en el público, en un ida y vuelta, siempre en resonancia.

Más artículos
Lado B: Dan Auerbach (The Black Keys)