Pirotecnia arriba y abajo del escenario

Las Ligas Menores || Niceto Club || Ph. Carlos Peña || 25.05.2018

El quinteto de caballito y una de las figuras del sello Laptra presentó “Fuego Artificial”, su segundo álbum lanzado este 10 de mayo. Un Niceto Club lleno en el que predominaron asistentes jóvenes en grupos de amigos o parejas.

Las Ligas dio un recital dinámico, explosivo en varios momentos y acogedor. Se los notó sueltos, y sobre todo contentos de estar arriba del escenario de Niceto. Una pantalla los acompañó atrás y un público enloquecido adelante.

Para entrar en contexto con su música en Las Ligas se encuentran un bajo (María Zamtlejfer) y batería (Micaela García) que funcionan como una base sólida para que dos guitarras, una distorsionada de tiempos más largos (Pablo Kemper), y otra más melódica y veloz (Anabella Cartolano) tengan una conversación atractiva, acompañado por un teclado encargado de texturizar esa mezcla (Nina Carrara). La dulce y honesta voz de Anabella entra armónicamente en esta fusión, Pablo y María también llevan adelante con su voz algunas canciones.

El principio fue detonador, canciones como Peces Raros, El Baile de Elvis, Europa, Mejor Así, Accidente, En Invierno que hicieron poguear en cada estribillo a la audiencia. Las canciones en esta primera parte fueron movidas y conocidas por gran parte de las personas. Generaron una conexión instantánea y desataron la energía de la gente. El concierto en la mitad entró en una especie de laguna. Temas más lentos sedaron el ambiente. Fue una parte más estática y predecible.

Algo destacable de este grupo es la capacidad de potenciar sus temas en vivo. Una parte por la nitidez y poder con la que suenan sus instrumentos, y otra por la euforia de su jóvenes espectadores que no se cansan de agitar. Sus melodías simples y agradables parecen ser una receta efectiva para encender a estas personas.

En la tercera parte aceleraron a 1200 km y subieron nuevamente la adrenalina. Personas volando en manos de la gente y choques de entusiasmo generaron este final de la mano de canciones como: Renault Fuego, La Paciencia, y Ni Una Canción.

En conclusión, Fuego Artificial fue muy bien recibido por el público, que ya se sabía parte de las letras a pesar de haber sido emitido sólo 15 días atrás. Este álbum cumplió con el característico tipo de canciones de la banda, cortas, prolijas y contagiosas. Resaltaron de este disco Peces Raros, En Invierno, Mejor Así y La Paciencia.

Más artículos
Agite, calor y Guasones