Obras lleno, corazón contento

El Kuelgue en Estadio Obras 

El Estadio Obras Sanitarias recibió por primera vez a El Kuelgue y se colmó de jóvenes. La banda aprovechó la ocasión e hizo un show de 24 canciones que incluyó todo el EP Fierrín (Lado A). A catorce años de su creación siguen cultivando su energía positiva y pasayesca arriba del escenario.

Eran casi las 22 hs, la larga fila de entrada ya había desaparecido y todo el público millennial se encontraba preparado para recibir al grupo. El concierto comenzó con “Por Ahora”, primer tema del álbum Cariño Reptil para despertar las piernas de la gente. Desde el comienzo se los podía notar alegres de estar en semejante escenario. Kartún corría, bailaba, festejaba a ritmo de «Circunvalación», y junto a una producción de luces espectacular que generaba ambientes coloridos y relampagueantes. Antes de “Ayer Real”, el frontman frenó para expresar su emoción y dedicarle este tema a la audiencia.

«Planeta Numir» fue el primer tema que sonó de su EP lanzado el 13 de Julio de este año. El público lo recibió estático y atento, lo acompañó un juego de luces multicolores hipnotizante que recorrió todo el estadio, fue aplaudido el estreno. Santiago Martínez se comunicó por primera vez con el público tras este tema, e hizo referencia a la legalización del aborto para alborotar a las masas. Sonó el candombe de “Lucho Gorrión”, y Julián y Santiago entablaron una breve charla que transmitió alegría y soltura.

“Correntoso” fue el segundo tema que se escuchó de Fierrín, este generó más movimiento que el primero. La variedad de géneros se hacía presente, sonaba “Sin Parangón” de estilo musical circense ahora. El entusiasmo en estas canciones más movidas se retroalimentaba entre la banda y las personas. Con “Milanesa” llegó el primer acting de Julián Kartún, mientras avanzaba en una cinta de correr imitaba las voces de un tipo que se chamuyaba a Caro Pardíaco. “Bossa & People”, la más cantada, marcaba la mitad del show.

Le siguió otro hit, “Se Va a Warnes”, canción que cita la calle donde comenzó El Kuelgue a ensayar. Otra pieza que enaltece el absurdo divertido de las letras y los giros musicales del conjunto. Seis performers de hip-hop bailaron “Góndola”, puesta que suele utilizar la banda en sus conciertos. El autotune se hizo presente con “Jimena”, otra de las nuevas canciones y la que más celulares cautivó de este EP.

Un punto alto del show fue cuando remixaron “Amor, Comprensión y Ternura”, canción que se formó a partir del video de unos hombres que demandan cariño y entendimiento en vez de encierro por el uso de drogas. Julián la cantó con una mascara en la cabeza, y el mensaje fue recibido con mucha ovación.

La parte final incluyó las últimas dos canciones que faltaban de Fierrín, mucha cumbia para bailar hasta abajo y el saxo de Pablo Vidal que se lució una vez más. “Cristo es Marquitos Di Palma”, “Clonasepan” y “Cariño Reptil” le dieron el último empujón a esta fiesta latina.

El show fue entretenido y dinámico, pero en comparación con otros eventos del Kuelgue, este tuvo menos momentos teatrales y más música. Por otro lado, el único invitado fue el músico Julián Scarinci, nos sorprendió que no haya más. La unicidad que caracteriza los recitales de esta banda no sobresalió más que por la puesta en escena que le dio el Estadio de Obras.

Más artículos
Mi Primer Show: Con el dólar a 4 pesos