«No hay sensación de dejar cosas en el tintero»

Mientras ultiman detalles para el show del sábado 21 en JJ Circuito Cultural, en pleno barrio de Abasto, charlamos con los chicos de Sevelhumano. La banda lujanense se viene embarcando en diferentes proyectos que renuevan sus conciertos y generan una atracción especial para los que gustan de su música. Con la cabeza en un tercer disco para 2019 nos comentan sobre la actualidad y todo lo que viene dejando Pictónico, su último disco.

¿En qué momento está Sevelhumano como banda? ¿Cuáles son los objetivos trazados para esta segunda etapa del año?

Estamos en un momento interesante, de experimentación en lo que tiene que ver con los shows en vivo. Si bien seguimos teniendo presentaciones como las de siempre, estamos laburando bastante en la sala incursionando en formatos como el acústico o el “silent”. La idea es poder darle a la gente que nos sigue algo distinto en los shows, al menos hasta que tengamos un próximo disco editado.

Los objetivos para la segunda mitad del año tienen que ver justamente con eso, con hacer las presentaciones en estos formatos “alternativos” para nosotros, en completar una buena agenda de shows y en terminar de darle forma al próximo disco para que pueda estar publicado y sonando el año que viene.

«Pictónico» es un disco ambicioso desde la forma de trabajarlo y ya ha pasado un año y pico desde su lanzamiento. ¿Hoy sienten que quedaron conformes con el resultado y lo que viene generando o hay algo que quedó en el tintero?

La verdad es que estamos muy conformes con Pictónico. Realmente nos ha dado resultados muy positivos y momentos excelentes. Creemos que cumplió y sigue cumpliendo un papel muy importante en el crecimiento de la banda, como también lo había hecho a su manera y en su momento “La era de las máquinas”, el primero. Cuando nos metemos al estudio a grabar, vamos a fondo con el laburo, tratamos de no dejar nada hecho a medias o con la sensación de que podría haberse hecho mejor. Después, la banda sigue su rodaje y seguramente si tuviéramos que grabar hoy alguno de esos discos, hay cosas que haríamos de manera diferente, pero eso es lo que trataremos de volcar en el próximo, el aprendizaje. Por suerte no hay sensación de cosas dejadas en el tintero, porque al momento de hacer cada disco, quedó plasmado el cien por ciento de lo que podíamos dar.

En unos días apuestan por el formato «Silent», que le da la chance de que brillen aún más las canciones. ¿Los ensayos se toman de manera diferente o van a tratar de que no pierde lo sanguíneo de un concierto? 

Estamos en pleno proceso de ensayos para la fecha Silent y la verdad es que, si bien obviamente la puesta es diferente, lo sanguíneo del toque no se pierde tanto como podría pensarse. Seguramente el que más diferencia sienta con respecto a eso sea Josepe con la batería electrónica. Por suerte pudimos conseguir una que está buenísima y suena muy natural, entonces el audio no es tan distinto a lo que se escucha siempre, aunque sí el toque para él. El resto de los instrumentos, también requiere de algunas horas de tocar así para poder acostumbrarse a la manera en que “responden”, que es diferente a la de un amplificador. En resumen, el laburo que estamos haciendo es más que nada de acostumbramiento como músicos, pero lo que la gente reciba en los auriculares va a ser similar a lo que escucha en los vivos.

¿Cuáles son los aspectos que los convencieron para volcarse a esta experiencia?

En parte es lo que decíamos antes, tiene que ver con ofrecerle a la gente que nos sigue, shows con formatos novedosos. Por suerte, hay mucha gente que está presente en la mayoría de las fechas, y sobre todo pensando en ellos es que tratamos de poner arriba del escenario algo diferente hasta que tengamos una nueva camada de canciones.

Vienen tocando en escenarios importantes a partir de invitaciones de bandas amigas. ¿Cuáles son los puntos en los que salen más fortalecidos de esas experiencias?

Es una doble satisfacción. Primero, la de ser tenidos en cuenta por bandas que son amigas, pero que además admiramos mucho. Y en segundo lugar, poder tocar en esos escenarios siempre es algo muy bueno y que está permanentemente en la cabeza y el deseo de los que nos movemos en el circuito de la música independiente.

Ese tipo de experiencias fortalecen a la banda en varios aspectos. En lo artístico, en lo técnico, en poder adaptarse y aprender a manejarse más profesionalmente en las fechas. También dejan una buena sensación en la gente que va a ver esos shows, tanto en los que nos siguen en lugares más pequeños como en el público que se suma en esas ocasiones.

¿Que artistas o bandas componen el playlist de Sevelhumano en este momento?

Uf… varias. Saliendo de las “clásicas” (que son las que se escuchan siempre), estamos en general muy atentos a lo que hacen bandas que están en actividad y en proceso de crecimiento o que se han hecho grandes hace no tanto tiempo: Sonreí, Malman, Todo Aparenta Normal, Eruca Sativa, Marilina Bertoldi, Científicos del Palo, Lisandro Aristimuño. Esas son algunas de las que vienen a la mente ahora.

Más artículos
Bo Jackson
Bo Jackson: Un deportista fuera de serie