Nadar de Noche

Nadar de Noche: «Entendemos la quietud como una fortaleza»

En el colectivo artístico nacional hay muchísimas bandas y artistas que dieron sus primeros pasos meses antes del comienzo de la pandemia, Nadar de Noche es uno de ellos. Fueron casi dos años de trabajo para llegar a «Quietud», primer material de estudio. Charlamos con los chicos sobre su forma de componer, la gente de la que se rodearon para trabajar y los próximos pasos con el material en la calle.

El camino al primer disco es el más difícil según comentan muchas bandas y artistas. ¿Cómo fue ese camino para «Nadar de noche»?. ¿Cuál creen que fue el mayor desafío que atravesaron en todo este tiempo de producción de la placa?

Creemos que la diferencia entre muchas bandas y artistas y Nadar de Noche es la forma en la que nació.

Tunder y Luis empezaron a juntarse a tocar por el hecho de divertirse, hacía poquito se había disuelto la banda en que ambos tocaban y estaban con ganas de seguir. Probaron varios estilos diferentes, hicieron mil versiones de los temas hasta llegar a un resultado que les cope. Después se fueron sumando lxs chicxs y se formó la banda. Cada pasito era sinónimo de emoción y felicidad. Así se fue dando todo, hasta llegar a tener el disco.

El mayor desafío fue transformar las ganas en algo tangible, un disco, una banda.

Eligieron el concepto de la «Quietud» para este disco. ¿Qué significa para Nadar de Noche este concepto? ¿En dónde o cuándo la encuentran?

La quietud en la realidad que vivimos es uno de los lugares más difíciles de llegar, estamos siempre muy estimulados por el movimiento de la ciudad y de las exigencias diarias. Con ritmos acelerados, sin silencio y con muchas cosas por hacer. 

Entendemos la quietud como una fortaleza, todo lo contrario al estancamiento. Cómo el momento previo al movimiento, algo está por cambiar de estado, por mutar. Es detenerse un momento para observar y ver lo que podemos sacar para afuera, en nuestro caso fueron estas canciones. Que también funcionan como un momento para conectarnos con nosotrxs mismxs.

Felipe Quintans fue el encargado de grabar y mezclar en el estudio. ¿Qué les aportó desde su experiencia y cuál fue la búsqueda al convocarlo a él dentro del equipo de laburo?

Trabajar con Pipe fue un gran acierto. Siempre nos sentimos super cómodos desde el primer día y nos ayudó mucho con su criterio y su paciencia para que nos sintamos 100% a gusto con la identidad sonora de los temas. 

Pasamos mucho tiempo en Resto del Mundo, su estudio, durante el proceso de grabación y mezcla, una parte importante de la producción de las canciones se dio ahí. 

¿Cómo fue la elección de las canciones que entraban en el disco? ¿Cómo se va armando la paleta estilística  en cada composición?

Como mencionamos antes, Tunder y Luis empezaron a trabajar ideas que luego fueron convirtiéndose en canciones más definidas. Cuando completamos la banda estando los cinco, ellos ya tenían una selección de las maquetas que veían con más potencial y que fueron prácticamente todas las que conforman el álbum.

Es variable, y vamos probando mucho sobre la marcha pero en general teniendo un esquema base de la armonía y algunos aspectos melódicos prestamos bastante atención a lo que sucede con la rítmica de los distintos elementos y a lo que genera esa combinación en el todo. También somos minuciosos con los timbres en cada canción, siempre tratando de que nada suene forzado o demasiado sobrecargado.

La formación actual de Nadar de Noche

En el disco hay dos invitados que son referentes dentro del indie (Santi Motorizado y Mariano Di Césare). ¿Tiene una connotación puntual que los hayan convocado? ¿Puede ser que se sientan más arropados al tener en su primer disco la participación de dos nombres así?

En el caso de Hábitat, teníamos presente la posibilidad de que el final sea cantado por Mariano, porque nos gusta su voz suave y la parte para la cual fue invitado era sutil y experimental. Una vez en el estudio se copó con la canción y propuso cantar la primera parte y tirar algunos coros, así que lo probamos y quedó increíble.

En el caso de Amanece pasó algo similar, teníamos ganas y la ilusión de que Santiago grabe unas voces, pensábamos que iba a sumar mucho una voz como la de él, con ese timbre tan particular y hermoso. 

Nosotros somos escuchantes y partícipes del indie argentino desde hace muchos años, como así también fans de ambas bandas.

Entonces respondiendo a las preguntas, nos inclinaríamos más por la puntualidad de los timbres de las voces que por el “arropamiento” de sus nombres. Estamos muy contentos con ambas participaciones, son dos artistas muy talentosos.

¿Cuáles son los planes para este 2022? ¿Nadar de Noche es una banda que disfruta mucho del vivo?

Este año queremos presentar el disco en diferentes lugares y seguir armando redes. Tenemos planeado grabar una sesión en vivo próximamente y estamos trabajando en un lanzamiento complementario a Quietud.

En nuestro caso se dio que sacamos el primer álbum antes de tocar en vivo, también influido por el contexto, por lo cual ahora tenemos muchas ganas de explotar ese aspecto y la energía que tiene el directo. Tuvimos nuestro primer show en La Tangente en diciembre y lo disfrutamos un montón.

Más artículos
I Griega: Apostar fuerte y al medio