«Las canciones nuevas ya no se aguantan más el encierro»

Luego del show en el «Galpón de la Música» en su Rosario natal, charlamos con Euge Craviotto Carafa de «Mamita Peyote». La banda está cerrando la etapa de su primer disco, el cual les permitió cosechar miles de experiencias, y los posicionó con una proyección que genera muchísima expectativa sobre lo que viene.

En pocos años de trayectoria, compartieron escenario con grandes bandas nacionales e internacionales de diversos estilos. ¿Tuvieron chance de charlar con ellos? ¿Cuáles son las enseñanzas que les quedaron de aquellos momentos?

Tuvimos mucha suerte de compartir escenario con artistas, bandas o solistas, que nos gustan e inspiran mucho, artistas que en varios casos crecimos admirando , como The Wailers o Todos Tus Muertos, Dub Inc, Mimi Maura, Los Pericos, Los Cafres, solo por nombrar algunos. Con algunos charlamos más que con otros, un consejo en común que nos dieron la mayoría de los artistas con los que compartimos escenario fue la perseverancia y las fuerzas en el laburo, hacerlo de manera profesional y constante. Siempre la onda fue super positiva, siempre mucho respeto y mucha gratitud.

La primera placa tuvo buenas repercusiones y una nominación a los Gardel. ¿ Esto funciona como presión extra para la composición de lo nuevo?

Para nosotros funciona como propulsor, como incentivo. No como presión. Eso siempre estuvo muy en claro en este proyecto, hacemos lo que nos gusta de la manera que nos gusta, no forzamos nada. El hecho en sí que nuestro primer disco haya estado nominado a los Premios Gardel nos hace experimentar un sentido de responsabilidad. Crecer, aprender, ir más allá. Pero siempre en un marco de disfrute. sino sería un garrón. Cuando pasa a ser una presión, debe ser medio incómodo.

La fusión de géneros es un concepto que tiene cada vez más repercusión dentro de la escena musical nacional y Latinoamérica. ¿Ustedes sienten esto a la hora de salir a tocar y de las posibilidades de viajar con su música?

La cuestión de la fusión de géneros en nuestra banda surgió de manera muy natural, todos veníamos de escenarios distintos, por ejemplo en mi caso mi background es mas de jazz o del palo del soul, otro venia más de la cuestión del rock nacional, otro del tango, otro del reggae, y se dio esa personalidad tan clara. Hacemos lo que nos gusta, sea el género que sea. No lo hacemos porque se » usa», lo hacemos porque nos sale naturalmente, es lo que escuchamos, es lo que somos, un poco de todo.

¿Como los encuentra como banda este momento? ¿Cuáles son los objetivos de acá a diciembre? ¿En que sienten que tienen que reforzar el proyecto?

Nos encuentra muy contentos y muy ilusionados, con muchas ganas de hacer muchísimas cosas, entre las cuales están los viajes alrededor del mundo para difundir nuestra propuesta musical. Estamos en la etapa de producción de nuestro segundo disco y estamos muy concentrados en eso. Queremos meternos a grabar cuanto antes. Las canciones nuevas ya no se aguantan más el encierro. Explotan. Se nos escapan.

Más artículos
Rene Lavand
René Lavand, una mano y magia