El beso que salva

El beso que salva

Rocco Morabito, un fotógrafo del Jacksonville Journal de Florida, Estados Unidos, fue testigo de un beso y apuntó su cámara. Un beso, el “Beso de la vida” (Kiss of life) y lo consagró, en 1968, como ganador de un premio Pulitzer.

El 17 de julio de 1967, en la ciudad de Jacksonville, una cuadrilla de operarios de Jacksonville Electric Department estaba trabajando en los postes de electricidad cuando uno de ellos, Randall Champion, rozó accidentalmente un cable de alto voltaje y recibió 4000 voltios que salió por su pie izquierdo, provocándole graves heridas. La descarga eléctrica, lo dejó inconsciente colgando de su cinturón de seguridad.

Él que no beso

Sus compañeros acudieron en su ayuda. Joe Beasley, al verlo desmayado, corrió para socorrerlo, pero antes de llegar se resbaló y cayó al suelo. Jimmy Thompson, de 26 años, logró trepar el poste del que colgaba Champion a seis metros del suelo.

Cuando llegó a él, decidió practicarle reanimación cardiopulmonar para intentar salvar su vida. Boca a boca, colgados en el aire, realizo las maniobras y logró que volviera en sí. Luego, con la ayuda de otro trabajador, lograron bajarlo y esperaron que llegara la ambulancia.

Paparazzi

Entre los espectadores que miraban la escena estaba el fotógrafo Morabito. Nacido en Nueva York, se mudó a Florida cuando tenía 5 años, ya de niño trabajaba como vendedor de periódicos.  Sirvió en la Segunda Guerra Mundial en las Fuerzas Aéreas del Ejército. Después, regresó al Jacksonville Journal y comenzó su carrera fotográfica para el periódico de la ciudad.

Ese día Morabito estaba de casualidad andando por la zona para cubrir una huelga en el Ferrocarril de la Costa Este de Florida. Pero sin dudar, cambio su noticia y comenzó a registrar el rescate.

La foto primero fue publicada en el Jacksonville Journal con la leyenda “Beso de la vida”, nombre que le adjudicó Bob Pate, el editor de estilo del diario. Luego, Associated Press difundió la imagen por el mundo. Así, unos meses después, Morabito se convirtió en el ganador del premio Pulitzer, el mayor galardón en periodismo, en el rubro fotografía en noticias.

Besame y da la vuelta Champion logró recuperarse y junto a Thompson trabajaron en la empresa eléctrica por varios años. Morabito continuó en el diario durante 42 años, hasta su retiro en 1982.

Si te gustó el artículo podés hacer una pequeña contribución para ayudarnos a seguir llevando adelante el proyecto desde este link si estás en Argentina, y desde este otro desde cualquier lugar del mundo.

Más artículos
Marilina Bertoldi en Teatro Flores: La jefa pasó por aquí