Pasado Verde: «Tenemos nuevas cosas que contar».

Pasado Verde | La Tangente + Podestá Bar | 15 y 16.11.2018 | Ph: Diego Hómez

Cuando se canta con ojos cerrados puedes ver para adentro, hay una pasión que no responde a notas musicales y hay un amor en lo que se hace, siempre he pensado que las grandes bandas son aquellas que imprimen ese corazón en cada canción y que lindo ver que una buena persona pueda hacer buena música. Es el caso de Pasado Verde, los mendocinos volvieron para despedir el año en Buenos Aires en un doblete de fechas llenas de color y luz, esta vez tuvimos la oportunidad de conversar con Exequiel Stocco (voz y guitarra) cuando todavía secaba el sudor del escenario.

El jueves con lluvia en La Tangente y los amigos (siempre) de Ragazzas cerraban la noche, Pasado regaló temas de sus dos últimos discos y sonaron increíble, cada vez que nos visitan logramos encontrar matices ocultos en los temas, como las armonías vocales en “Superheroes” o esa línea pegadiza de bajo de “Lo difícil es olvidar”, hacer música los hace sentir vivos y a nosotros escucharla también, luego de más de 10 años de carrera se preparan para el sucesor de “Fuego y Flora (2016)”.

Exequiel nos habló del paso de los años y como cuentan y cantan de lo que viven, su proceso de maduración como banda y la sensibilidad del arte y su influencia en todo lo que hacen. En una estrategia de hermandad creativa tres de los integrantes decidieron vivir juntos para afrontar la música desde un espacio más orgánico.

Exe: “Nos gusta pensar que nuestro proceso creativo para el nuevo disco es más romántico, no desde el punto de vista de las letras, sino porque decidimos crear nuestros propios espacios físicos para Pasado Verde, creamos nuestra sala de ensayos, desde la pintura hasta pegar las alfombras, es nuestro espacio, nuestro lugar, fabricado con nuestras propias manos, lo que te da un sentido de pertenencia único y que alimenta nuestras conversaciones musicalmente hablando, el material nuevo viene de la mano con un crecimiento personal de cada uno.”

Escucho futuro en la música de Pasado, es rock sin pretensiones, letras íntimas y sinceras, con melodía como base, cancionero identificable por cualquiera, algún coro que se te quedará pegado por días y ritmos que te harán sentir bien en noches nubladas, el viernes cerraba con “El Monstruo” y la obligatoria “El Plan”, cansados y todavía con lluvia esperaríamos la segunda tanda.

El viernes la cita era en Podesta, un bar en el corazón de Palermo, en la entrada nos encontramos a los chicos compartiendo una cerveza, actitud relajada y sin nubes que peligren la asistencia, acá vimos a un Pasado más relajado, el ambiente se daba para un recital más intimo y ensimismado, sin embargo no faltó la intensidad en el momento justo, “Vamos bien” y “Para vos” suelen ser sus golpes más certeros.

Pasado se despide de Buenos Aires y de los recitales por un tiempo, planean grabar en San Luis realizando una especie de retiro musical por un par de semanas, darán forma al nuevo disco y planearán el nuevo año para la banda, esperamos verlos nuevamente con un trabajo que seguramente será de lo mejor del 2019.

Más artículos
Esto es Finger y la Pesada Herencia