Desaprender es evolucionar

Todo Aparenta Normal en Uniclub

Ignacia cerraba su set cerquita de las nueve de la noche, y el público que se acercó con un ratito más de tiempo pudo disfrutar de una banda aceitada, en un gran momento y con buenas canciones en sus manos traccionadas por un pulso pop y una búsqueda constante que hace saltar de estilo en estilo.

Casi sin quererlo, TAN editada su tercer disco, «En el desaprender», el día que volvía a Capital después de varios meses y de una ansiedad palpable por parte de su público. Los últimos meses de los muchachos de la zona norte del GBA han sido vertiginosos, con un disco en proceso de creación, y con otro que sigue llegando a cada vez más oídos, y que les permite presentarse en nuevos espacios.

Como suele ocurrir en los shows de Todo Aparenta, el sonido es impecable y no deja ningún lugar a dudas, los climas se crean composición a composición, y uno se suelta durante todo el concierto para disfrutar de acordes que no encontramos a la vuelta de la esquina. Lo nuevo tiene un riesgo que notamos en la primera escucha en vivo, hay quiebres, hay un escape de la zona de confort, y eso también tiene que ver con su desaprender. Todo esto, mientras el público lo recibía atento y acompañaba con voces cuando sonaban los clásicos de la historia de la banda.

El 14 de octubre lo presentan formalmente en un lugar que los tendrá por segunda vez en su escenario,hablamos de La Trastienda, y seguramente será más intensa que aquella. La banda de los hermanos Alfieri crece con fundamentos, tiene un sustento desde cualquier aspecto que se lo mire, hay trabajo, hay canciones y hay buena ejecución de ellas en el vivo. La obsesión de su sala de ensayo se nota las tablas, y nosotros debemos recibirla con los brazos abiertos como una muestra de gratitud.

Más artículos
50 años de King Crimson