Sara Facio

90 años de Sara Facio

Cortázar es más Cortázar cuando Sara Facio lo retrata con el cigarrillo entre los labios, el ceño fruncido y la mirada reflexiva, en 1967, en París. La fotógrafa que este año cumple 9 décadas, agrega: “fue tomada con una Leica 35 mm, sin flash, sin trípode, sin nada…”

Sin nada y nos clava en la retina las fotos que tenemos en la mente de Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Ernesto Sábato, Astor Piazzolla, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Octavio Paz y otras personalidades de la cultura en Argentina y Latinoamérica. Son, es Sara Facio.

Nació el 18 de abril de 1932, en San Isidro. Una vez graduada de la Escuela Nacional de Bellas Artes, recibió una beca del Gobierno de Francia para estudiar historia del arte. Viajó con su amiga Alicia D’Amico, otra futura gran artista. Pero ese viaje, el destino y ver para mirar, las llevó a otro foco. Facio y D’Amico adquirieron sus primeras cámaras y empezaron a disparar. Ya en Buenos Aires, el padre Alicia, fotógrafo profesional, las incentivó a interiorizarse en ese arte.

Sara Facio. Autorretrato

Con la tutoría de Annemarie Heinrich, socia fundadora del Foto Club Argentino, Sara se mete en el fotoperiodismo y empieza la creación de una de las colecciones fotográficos más destacados del país. Edita varios libros, entre ellos Buenos Aires, Buenos Aires (1968) y Humanario (1976) con texto de Cortázar.

Sara militó por el reconocimiento de la fotografía como arte. Da cuenta de ello ser miembro fundadora del Consejo Argentino de Fotografía, en 1979.  Además, junto a D’Amico, introduce las secciones especializadas en los diarios Clarín, La Nación, y las revistas Autoclub y Vigencia.

Precursora en actividades reservadas a los hombres como el fotoperiodismo, ilustra de manera dramática, el regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina luego del exilio y posteriormente, la muerte y sepelio de Perón.

En 1973, con la fotógrafa guatemalteca María Cristina Orive, funda la editorial especializada en libros de fotografía La Azotea y promueve la apertura de la Fotogalería del Teatro San Martín. Sus obras están en las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes, MoMA (Nueva York) y Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), entre otros.

Hoy, continua su actividad realizando muestras y colaborando con medios periodísticos. Se suma otra gran dedicación: su trabajo para difundir el legado de María Elena Walsh, su compañera durante más de treinta años. 

Más artículos
Un viernes indie lleno de poesía Under