Vulebard: Música a la vieja usanza

En épocas de muchos beats, grabaciones caseras y composiciones por mensajes de audio de whatsapp, todavía hay propuestas que resisten, que creen en la tracción a sangre y en la química de una banda sonando al palo en el estudio. Vulebard llegó a su primer LP grabado en Estudios Ion, un lugar mítico de nuestro país. «La Tinta de los Males» es el nombre del disco, un concepto cargado, actual y que nos atraviesa día a día en un mundo que se viene pudriendo a pasos agigantados.

Son ocho canciones que resumen los casi 9 años de la banda, la cual mantiene su formación de origen y que tuvo algunos EP como cartas de presentación allá por 2017. Los integrantes de Vulebard son: Guido Tiriduzzi: Voz, Bajo y Sintetizadores, Sebastián Giménez: Guitarra y Coros, Tomas Olmos: Guitarra, Hernán Vicente: Batería y Alejandro Mouzo: Piano acústico, Rhodes y Hammond, como invitado tenemos a Francisco Cetta en Saxo Tenor. Una formación clásica que los centennials no están acostumbrados/as a ver.

“Creemos que la dinámica que se da cuando la música es tocada de manera colectiva y sincrónica, es como un diálogo que trasciende tiempos y formas, donde todos estamos hablando el mismo idioma”, esto funciona como una declaración para un colectivo que es mucho más que una banda de rock. Las Fiestas Vulebardo fueron uno de los proyectos que involucró a los chicos y que tuvo el paso de grandes artistas por ese escenario.

Mientras la escena se acomoda y retoma los espacios para tocar muy de a poco, proyectos under como Vulebard siguen generando y creando para que podamos disfrutar y conocer nuevos caminos musicales que se van abriendo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos
Sandra García: «Es el momento de darle vuelo a mis canciones»