Una noche entre la tormenta y el Rock and Roll

Jovenes Pordioseros || La Trastienda || 23.03.18

Bajo sus sombrillas, varias parejas caminaban con sus niños por las oscuras calles de San Telmo, mojadas por la granizada. Apuraban el trote para no perderse el gran espectáculo que Jóvenes Pordioseros tenía preparado para su celebración de 20 años en los escenarios, cargados de éxitos y buenas experiencias. Todo indicaba que aquella noche tormentosa no arruinaría la gran fiesta que se prendería en La Trastienda.

Pero, antes que se montaran a celebrar los de Villa Lugano, los chicos de Jalapaluza dieron un increíble recital, cargado de buenos riffs y la promoción de su segundo álbum “Segundo Round”. Lo que más te llama la atención de estos chicos es la gran energía que tiene su cantante, David Álvarez, que recorre el escenario de un lado a otro sin desafinar ni perder por un segundo a su público. Luego de varios temas, entre ellos “Voy por vos” y “La Cruz”, los pibes se despidieron con una gran ovación de los asistentes.

Ya se escuchaban algunas preguntas en la oscuridad de la sala sobre la salida de “Los chetos pordioseros” cuando un acorde de guitarra despertó el más potente grito de varios personajes y fanáticos. “Toti”, el eterno cantante de los Pordioseros, con mucha confianza en el escenario empezó la noche interpretando los más grandes clásicos de la banda. Siempre es impactante y divertido ver que los músicos inviten a su público a subir al escenario para cantar o bailar un par de canciones, pero él lo lleva a otro nivel. En casi todo su repertorio de la noche, alguien se montó a cantar junto a la banda, desde señoras hasta pequeños niños tímidos. Es un show para toda la familia después de todo.

“Late en la noche, late en el día” empezó a cantar “Toti”, y la gente nuevamente empezó a corear y saltar. Y es que a eso nos tiene acostumbrado una de las bandas más importantes del “rock rolinga” del país, al disfrute, a la locura, a los pogos y los gritos. “Acá estamos otra vez” y la gente lo celebra al vitorearlos sin parar toda la noche. Una noche que la gente querrá repetir muy pronto.

Más artículos
Espíritu Payaso vuelve al Konex