Tomás Amante en La Tangente: El camino es crecer

Brindis, abrazos, vitoreos, besos y sonrisas. Tomás ya ha dejado su formal indumentaria atrás y viste una cómoda remera mientras celebra con sus compañeros. Se siente gozo en el camerino, motivado principalmente por la gran presentación que la banda acaba de presentar en el escenario de La Tangente.

Inicia oficialmente una nueva etapa para Tomás Amante y su banda. “Práctica del habitar” es un éxito en su primera presentación.

Regresemos ahora unas horas antes, unos 10 minutos antes del show la sensación del camerino es totalmente diferente. Un dejo de nerviosismo mezclado con emoción empapa la cara de Amante mientras platica con algunos de sus compañeros. Abajo, un público de más de 50 personas lo esperan ansiosos.

La banda entra en la escena y con una simpática introducción, ya la banda rompe el hielo. “En tu balcón” inicia el set, una balada suave con un gran coro que, a pesar de haber salido hace muy poco la gente la canta sin miramientos, como cualquier gran clásico. Es increíble la buena dupla que hacen Amante y su corista Manu Alvarez. Es una banda reformada que se siente fresca y con gran química en el stage.

Recorren varias canciones de su primera producción, mientras la gente baila abstraída de todo. Solo concentrados en la dulce voz de amante y su gran arreglo de guitarras. “A pesar de la era” es uno de los momentos claves de la noche. La poesía de Amante es referencia de esta gran canción.

Llega el momento de cerrar el show, y no puede haber otra canción para darle final a este espectáculo que “La mañana”. La canción que abre “Práctica del habitar” es más balada que rock, con una guitarra acústica que transmite una sensación pacífica, mientras que Amante cuestiona “¿Por qué no querés caminar la mañana?”. Un gran éxito.

“No me gustaría que esto se volviera algo muy grande todavía. El camino es crecer”, me comenta Tomás luego del show. Les queda mucho por crecer, pero no tengo dudas que será legendario cuando lo hagan.

Más artículos
Callao Sur: «Como músicos nos planteamos mucho la situación del no género»