Mucho Huevo y pocas nueces

Huevo || Niceto || 26.11.17

Cada vez son más los seguidores de Huevo que vienen de muchos lugares diferentes pero encuentran en este proyecto un denominador especial, banda que es un conjunto de herederos y grandes artistas.

Huev,o desde sus comienzos propone un estilo diferente y mas sofisticado de lo que estamos acostumbrados a escuchar, no solo tenemos riffs potentes y solos de batería poderosos, sino que un groove que atrapa a todo aquel que relaja su cuerpo a la música.

Fue un año consagratorio para los chicos y así lo cerraron, a todo trapo, un Niceto lleno, de verdad y allí no solo fui a documentar lo que ocurrió, sino que fui acompañado por dos amigos de bandas totalmente diferentes pero que en ese ámbito fueron charlando hasta casi pactar una fecha juntos. El under los junta y Huevo los hace disfrutar juntos.

No se guardaron nada de todo su gran repertorio ni un buen recuerdo a Luis Alberto Spinetta con “Tonta Luz”. Dos invitados de lujo dieron mas luz a todo lo que pasaba; el primero fue Jorge Araujo, baterista histórico y de exportación (Lo hace junto con el hijo de Roger Waters, asi como la Gran Martell) en “Cable”, que lo tuvo en percusión y segunda, la diosa de Marilina Bertoldi en “Versos”. Una versión “Pimpinelistica” en un dúo que queremos definitivamente juntos otra vez.

El cierre lo dieron con un Julián Baglietto sacado, “Un día en Serrano” fue fiesta, efervescencia y pogo (mosh por parte del vocalista).

No necesitamos darle un premio a la revelación ni exigirle un año consagratorio, disfrutemos del desarrollo de una banda que nos hace mover hasta las entrañas.
Por mucho Huevo.

Más artículos
Por muchos años más