Manantial Beat 2 en Xirgú: Tres energías fluyeron en el manantial

El sábado 13 de octubre ocurrió la segunda edición del Manantial Beat en el Xirgu Espacio Untref. Las bandas seleccionadas para esta fecha fueron: Las Ligas Menores, Las Cosas Que Pasan y Sar Rulli.

A las 21 hs abrieron las puertas al elegante y bello hall de entrada del Teatro Xirgu. Un rato más tarde se ingresó a la sala. Piso de madera, telón cerrado, una estructura circular de dos pisos con camarines y un techo alto. El Xirgu es un teatro utilizado también para recitales. Las butacas se repliegan a los costados cuando hay conciertos y se disfruta parado.

Sar Rulli, en formato solista, con su guitarra eléctrica y una voz conmovedora inició el evento. Su mullido canto de paso lento nos deleitó. El Sar transmitía pasividad y se notaba el placer que le daba compartir su obra. Sebastián es un maestro de la voz, maneja y cambia los tonos con total naturalidad. El público se encontró gratamente sorprendido por la presencia de un espíritu altruista que ofreció un cálido canto en donde relajarse. El Sar utilizó un reproductor de cintas que desplegó una armoniosa música de fondo y cantó ciertos temas sobre este, entre ellos una música como cantante de ópera.

Este artista nos dejó en un estado de relajación que iba a tornar rápidamente con la siguiente banda estipulada.

La noche entonces cambio de frente con Las Cosas Que Pasan, banda de grunge, lo-fi proveniente de Mendoza y liderada por Leandro Pezzutti (Peluqui). Las Cosas contó con dos guitarras, un bajo y batería. El distorsionado sonido de las cuerdas envolvió el teatro durante todo el show. La grave batería fue protagonista por el choque que hizo sentir y el predominante sonido metálico de los platillos. Se puede describir como una música sucia por su inclinación al sonido de baja fidelidad y la voz del Peluqui, que por momentos se desgarra. Esto les da autenticidad, tanto el instrumental como la expresiva enloquecida voz de Leandro. Los instrumentales progresivos junto a la efusiva voz hicieron agitar la cabeza hasta la contractura.

Las Cosas tocaron sobre todo las canciones de “Fundir Todo” disco lanzado este año. Los temas de este álbum aumentaron en la duración a comparación de su primer álbum homónimo. Canciones que se destacaron dentro del repertorio fueron: “Naturaleza Animal”, “Culiado” y “No Fuimos a Votar”. Las Cosas contaron con una potencia que alteró a la gente.

Las Ligas Menores cerró la fecha con el acompañamiento del fiel agite de su gente. Con su estilo sosegado, Las Ligas desplegó su cautivante indie rock de canciones contagiosas, continuas y de poca duración. Hubo dos tipos de público para este show, uno que no dejaba de cantar y bailar sus canciones y otro que por momentos se sintonizaba y en otros se desligaba. Esto desde nuestra perspectiva se debió a la inexistente pausa que hubo en sus instrumentales, se volvió llano en una parte. Al mismo tiempo la baja elocuencia de los integrantes no ayudó a alzar esto.

La voz de Anabella estuvo en punto, absorbente y clara. Los ritmos sencillos instaron a dar saltos y  las letras  comprensibles fueron cantadas por varios asistentes. La paradoja entre la melancolía de las voces y la euforia con la que canta ella es otro atractivo. Para la audiencia se vuelve como un grito para recordar amores y soltarlos desenfrenadamente. Esa es parte de la fórmula del fanatismo que genera esta banda oriunda de Caballito.

La segunda edición del Manantial Beat convocó grupos de talla y con estilos diferentes. El Teatro Xirgu por su parte cuenta con varios aspectos favorables pero en cuanto a la acústica no se destaca.

Más artículos
Club de Haters y su debut