Magia francesa

Adan Jodorowsky en Palermo Club

No hay nada que buscar en este mundo más que así mismo, eso es lo que fuimos a ver un jueves de renacer en Palermo Club, Adanowsky murió y renació. Y para eso, luego de que La Familia de Ukeleles calentarán una noche fresca. «El valor de la amistad», el amor llenó la sala con este himno de rescate, rescatar eso que perdimos ¿qué nos quitaron?

Adan Jodorowsky se presenta así mismo con “Vivir con Valor” pieza perteneciente a su último disco Esencia Solar que lo trae de vuelta a nuestro país y continente Latinoamericano. Esas raíces de su padre y ese corazón y venas latientes por los despertares se hacen presente en su ser, ya sin máscaras, ya acá desnudo frente a nosotros.

Ahora, esta reafirmación te recuerda que este renacer no significa olvidarse de su pasado, si no lo convierte en él de una manera novedosa y sincera tocando “J’aime tes genoux, You’re my lover y Sexual Feeling” pertenecientes a Ada. Seguida de otra declaración personal interpretando “Mi fe, amor sin fin, y solo falta lo mejor”.

Adan cree en Adan sin duda alguna, y lo convierte en una fiesta con “Dancing to the radio”. Algo infaltable es no olvidarnos de estar mal, y él no lo hizo haciéndole caso a un público que lo pedía a gritos, “Estoy mal” seguida de “El ídolo” otra de sus anteriores y faceta muerta, el cierre con “Color Café” sencillamente fue una fiesta y un regalo de él y su banda para este público que tanto lo quiere, fiesta en donde no se discrimina y todos somos parte siendo interpretada desde el público y saliendo en caravana atrás con su seguidores fieles que se han entregado a él.

El encore fue otro regalo, esta vez la magistral “Collar de perlas” da paso, a uno de los más queridos hits de las personas que estábamos acompañado este cambio con “Me siento solo”, ¿Se puede vivir tantas veces? Con ganas todo se puede, hasta la próxima Adan Jodorwosky.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más artículos
La nueva ola campeón