Juaco Canteli: «Todos tenemos esa chance de cambiar las cosas, de mejorar aquello que nos pone mal o nos afecta»

Irte de tu ciudad, instalarte en otra en busca de mejores oportunidades, pasar por varios proyectos para llegar a tu objetivo real, que es el de editar tu disco. Este es el resumen de los ùltimos años de Juaco Canteli, artista que ha editado «Cambiar el mundo», su opera prima solista, la cual le permitió volcar doce canciones de su autoria.

Son casi 20 años desde tu llegada a nuestra ciudad, proveniente de Misiones. ¿Cuáles son las cosas de Buenos Aires que más te influenciaron musical y compositivamente?

Buenos Aires fue un camino de ida como lugar para radicarme. Tiene algo especial, además de las ventajas de difusión y acceso a públicos, que la hace una ciudad única y relevante, a un nivel que se asemeja al de las principales ciudades del mundo. Esto es algo muy fuerte y que está presente en mis canciones, así como también las características propias de la porteñidad. La melancolía de sus calles por las noches o los otoños; la diversidad cultural en cada una de sus esquinas; la impronta de las históricas de barrio y, obviamente, todo lo que nos dejó y fui descubriendo respecto al tango y a la música popular argentina del siglo XX. En especial el rock de los años 80 y finales de los 90.

Previamente a tu etapa solista trabajaste en el formato de banda. ¿Hay cosas que extrañas de ese tipo de proyectos o lo solista te da todo para ganar?

Son cosas muy diferentes. Siempre me vi dentro de proyectos grupales, contenido por compañeros y compañeras y logrando crear a través de la interacción. Ponerme en el traje de solista fue totalmente distinto porque me llevó a realizar todos los pasos de una manera más solitaria y muchas veces eso es difícil. Cuando falta algo, ya sea la inspiración o las ganas o lo económico, tenés que hablar con vos mismo para superar esas crisis.

En mi caso tuve la suerte de encontrarme con un productor artístico que fue un apoyo inmenso y un gran guía al momento de grabar el disco. Eso y poder contar con amigos que se sumaron al proyecto durante ese período, fue fundamental.

Sin embargo, puedo decir que el lado positivo viene por las tomas de decisiones y es impagable.

«Cambiar el mundo», nombre de tu disco, es un concepto amplio ¿Desde qué punto crees que se puede empezar a cambiarlo?

No creo que haya algo particular que cambiar. No me siento un portavoz, ni exijo un cambio puntual. Lo que sí creo es que todos tenemos esa chance de cambiar las cosas, de mejorar aquello que nos pone mal o nos afecta. Tanto desde lo personal como desde lo colectivo e incluso lo social. El título del disco es una invitación a eso, a que veamos que podemos cambiar y que cada acción puede influir en el curso de las cosas que nos rodean. Algo así como una suerte de efecto mariposa jaja.

El disco tuvo un proceso largo de trabajo. ¿Cómo fueron naciendo las canciones? ¿Son todas de la misma etapa?

Sí, la mayoría de las canciones nacieron en un periodo de tiempo que fue como una ebullición y expansión creativa porque descubrí lugares a los que no había ido nunca como compositor. Fue un momento muy importante en mi vida, donde tomé decisiones a las que llamé  “encrucijadas” y que, además, se vieron teñidas por apuestas personales; derrotas en lo afectivo; esperanza; y, obviamente, una búsqueda interna del significado del amor.

Eso me llevó a escribir más de 20 canciones en 8 meses, de las cuales 11 forman parte del disco. Cabe destacar que» Cambiar el mundo» incluye 12 tracks, pero uno de ellos surgió casi al final de la grabación. Esa capacidad descubierta me hizo arriesgarme y proyectar mucho más allá de lo que lo había hecho con anterioridad. Y todavía es algo que se mantiene con las canciones que llegan con posterioridad al disco.

Hoy en día me siento mucho más exigido a la hora de escribir y componer porque creo que siempre hay que superar lo anterior. A su vez, es necesario intentar seguir sonando fresco y atractivo para quien ya me haya escuchado.

Cerraste el año en «El Universal» presentando el disco de manera formal. ¿Cómo encaras el 2019 en lo que tiene que ver con los shows?

La idea es seguir tocando mucho y realizar shows con otros proyectos en los cuales me vea representado. Armé una banda muy linda “La Belle Troupe”, que me acompaña y con la que tenemos muchas ganas de continuar tocando, e incluso grabando. Ojalá este año podamos seguir haciendo shows y coordinarlo con los demás proyectos porque realmente sonamos como una banda. No nos sentimos sesionistas, y eso es algo hermoso y difícil de lograr.

Siempre pedimos a los entrevistados que nos sugieran nuevos sonidos. ¿Que nos recomienda escuchar Joaco Canteli?

Uff, linda pregunta! Del indie nacional, recomiendo escuchar a Martín Oliver. Un solista que me gusta mucho y con el que ojalá pueda hacer algo pronto. Por otro lado, sugiero estar atento a lo nuevo de Jano Seitun. Mi productor artístico, del que soy fan y amigo también.

Asímismo, dentro de poco saldrán las primeras canciones de un nuevo proyecto grupal “Combi” del que soy parte. Y de afuera, recomiendo escuchar a la banda Selton, que son unos brasileros que cantan en italiano, portugués, español e inglés (y viven en Milán!).

Más artículos
Santiago Alonso x Guillermo Nápoli
Santiago Alonso: Mirar hacia adentro como una forma de salir