Joystick en La Tangente: Lo prendo fuego y me voy

Para entender la noche del miércoles en La Tangente, hay que hablar en concreto de algunos elementos pero hay uno en especial que es el que logra que la noche haya sido inolvidable: El amor de los integrantes con sus fanáticos. La complicidad y el amor recíproco es esencial para un artista y su público.

Lo que se vivió en Palermo fue sin dudas, la forma perfecta de cerrar un año asombroso. Con entradas agotadas, la banda liderada por Pano Benincasa se despidió de los escenarios en este año 2019 con un show demoledor que contó con muchas sorpresas.

Pasadas las 21 hs y con el público prendido fuego, salieron a un escenario del cual se hicieron dueños durante toda la duración del show. La canción que eligieron para comenzar este atronador show fue “Lo Prendo Fuego”, la cuál abre el disco publicado en abril de este año que se titula “Licores Furiosos”. Era una noche que prometía rock, y no faltó bajo ningún concepto.

La segunda canción fue “Sube la Marea” del primer disco, “Mil razones para no dormir”, ya un clásico entre los fanáticos. Mientras Pano Benincasa jugaba con la gente mientras cantaba, el clima de connivencia con todo el público presente fue de los momentos mas divertidos del concierto. Los primeros pogos comenzaron con otro de los clásicos, “Perfecto para la ocasión” momento donde todo empezó a encenderse y el fuego del rock no se apagó hasta que terminó el concierto. “Tierno Disfraz”, “Llueve todavía” y “Mi mejor atuendo” fueron algunos de los temas que siguieron en la extensa lista de temas.

Luego de viejos y nuevos temas, llegó un momento mas íntimo donde la banda se animó a tocar “Don’t Look Back in Anger” de Oasis para el delirio de un público que no quería que el show terminara y que pedía aún mas. La noche era inmejorable. Los presentes disfrutaban la noche a pesar del calor.

Transcurriendo ya casi la mitad del concierto con canciones como “Detrás de las paredes”, y “Pídeme un deseo” llegó el ya clásico homenaje de Joystick para una de las bandas mas importantes de los últimos años del indie rock. Llegó el momento de interpretar “Cornerstone” del grupo originario de Sheffield, Arctic Monkeys. Canción que se volvió parte de las listas de temas de diferentes shows. Todos o casi todos los presentes corearon esas líneas como si en vez de estar en Palermo estuvieran en Glastonbury, donde Arctic Monkeys interpretó una de las versiones mas recordadas de esta increíble canción. La noche iba creciendo y las sorpresas no dejaban de aparecer.

Actualmente Joystick está metido en los estudios Romaphonic grabando lo que será el nuevo material de la banda con fecha para el 2020. Una de sus nuevas creaciones se llama “Salir en TV”, y fue el adelanto que le regalaron a todos los fanáticos que se encargaron de agotar tickets en el centro cultural de la calle Honduras. Proponiendo siempre un poco mas de rock, la presentación en sociedad de esta nueva canción demostró aprobación y una cálida recepción de los presentes que no tardaron en expresar su fascinación y expectativa con lo que se viene en breve.

Con Pano Benincasa en la voz, Augusto Tassello en la batería, Mateo Sinicich en el bajo, Emiliano Sampaoli en la guitarra y Pablo Grigolato en teclados y saxo, los pibes oriundos de Chabás, Santa Fe, empezaron a pisar bien fuerte en la escena del rock. Luego de ser elegidos como la banda ganadora del concurso “Rock del País” del Canal TN en el año 2016, su carrera comenzó a crecer a pasos agigantados, producto de todo esto, fue que la culminación de este año maravilloso en la vida y obra de Joystick se coronó con entradas agotadas y el deseo de que el próximo sea aún mejor.

Para terminar la noche, una mezcla de clásicos y nuevos temas fueron seleccionados para el deleite de los presentes. “Jazz 1920”, “Desconéctame”, “Burlesque” y “Como en casa” empezaron a darle cierre a un show que dificilmente todos los presentes olvidarán. “Volviendo al principio”, “Agua negra” (con un pogo que se multiplicó en toda la sala de una forma increíble) y “Qué pasó?” fueron los encargados de ponerle fin a la noche soñada que se supo forjar en las calles tan transitadas de Palermo.

Abrazo y beso al cielo, regalos para los fanáticos (púas, listas de temas y baquetas), un saludo de frente a todo el público, que empezó a abandonar la sala de a poco y ya se encuentra pensando en cual será la próxima parada de una de las bandas que promete seguir rompiendo récords y seguir agotando shows en el año que se viene.

Lo de la noche del miércoles en La Tangente demostró que el rock no esta muerto en este país, y que siempre que haya al menos una guitarra sonando en el anochecer, absolutamente nada esta perdido.

Fotos de Sofía Miranda.
https://nosonhorasweb.com.ar/blog/2019/12/19/joystick-la-tangente-ph-sofia-miranda-18-diciembre-19/
Más artículos
Música aislada: Acapella