Frecuencias rusas

Radio Moscow en Teatro Vorterix

El viernes 6 de abril con un poco de frío en las calles, nos acercamos al teatro de Vorterix para vivir la aplanadora stoner de Radio Moscow acompañados por Poseidótica, quien tuvo una gran presencia de público.

Poseidótica se sube al escenario alrededor de las 20 horas comenzando con los iniciáticos acordes, para transportarnos luego en un viaje a toda velocidad que nos fusila en un instante, acompañados de videos hipnóticos de fondo con una gracia y un diseño implacables de luces y colores con toques de psicodelia. Contentos por estar compartiendo la noche con unos grandes referentes, dejaron todo. Una hora de show en donde tocaron clásicos y arrolladores temas.

Un parate para tomar algo y seguimos. Directo a las vallas y a esperar. Un telón rojo encendido y unos pares de botas por debajo que no se paran de mover, acordes probando sonido y que de a momentos se escapan para coser unos segundos de rock, el público crece. Se abre y allí están, casi traídos de Woodstock a Colegiales, demoliendo todo a su paso como una roca que cae por el borde de una montaña. Parker Griggs es el cantante que con su aspecto jesuítico dota a la guitarra de una velocidad increíble, ardiente, Anthony Meier en el bajo es contundente y oscuro, y Paul Marrone en una batería que nunca para de marcarnos el paso.

El público los recibe bancando con cánticos y mucha alegría y buen humor. El recorrido es por todos los discos y a algunos ya se les dio por hacer pogo, también están las parejas tranquilas absorbiendo cada pedacito de canción, amigos rellenos de alegría o algunas almas solas viajando vaya uno a saber dónde. Disfrutar del viaje es algo asegurado, volver a esa edad de oro del rock and roll y psicodelia de fines de los 60.

Más artículos
Diez lives que nos gustan a todos