Esta es nuestra fiesta

La Vida Boheme en Niceto Club

Martes otra vez, y aunque el finde se ve muy lejos siempre podemos contar con Niceto Club para algo interesante y encendido para movernos. Esta vez, el turno es para los venezolanos de La Vida Boheme y su rock alternativo que explota entre sintetizadores, distorsiones y gritos desenfrenados antes y durante cada tema que suena.

Son las 11:00pm y el fade out de un éxito de New Order apaga las últimas luces que iluminan el recinto, abren telón mientras entran de uno a uno los caraqueños entre aplausos fanáticos y el vocal que grita al unisono con el público: “esta es nuestra fiesta, este es nuestro bar”.

Los ganadores del grammy latino suenan fuerte, es toda celebración de synth pop, guitarras estridentes y espiritu punk, éxitos acompañados de los cantos de un público que no para de saltar, se calienta la noche del barrio cuando suena “Cigarro” y “Flamingo”, cortes promocionales de su primer disco.

Imposible no moverse al sentir el ritmo de “Lejos”, no importan los nueve grados de temperatura que nos esperan afuera del recinto, al demonio que mañana sea miércoles y a las 9:00am ya estamos de vuelta a la rutina, esta noche bailamos todo.

Entre temas la banda agradece al club, a la ciudad, a los compatriotas que los acompañan y a los hermanos argentinos, esos amigos que se hacen en el camino. La Boheme no pierde tiempo para volver a poner a todos a saltar, suena “Danz” con su ‘dance around, dance dance around’ y que se caiga el techo porque no queda nadie en el club que no esté moviéndose al ritmo de esta fiesta y es que si algo saben hacer bien los caraqueños (como buenos caribeños) es armar el desorden.

La banda suena perfectamente acoplada, las improvisaciones de los sintetizadores adornan todos los temas, el batero quiere romperlo todo y los bailes en el escenario por parte de los chicos nos hacen entregarnos por completo.

El nivel baja y respiramos un poco, para recargar el trago nos deleitan con un poco de psicodelia, algo más electro-experimental, definitivamente el camino que muestra la banda en su último disco “La Lucha”, la banda que reside en México suenan maduros y cómodos en su crecimiento.

‘Para crear historias, de ángeles caídos, de líderes perdidos” cantan en “Calle Barcelona”, y no pueden evitar mostrar sus influencias, suenan a rock venezolano, que lentamente se viene metiendo en territorio argentino como una inmigración de la que nadie se va a quejar. ¡Gabba gabba hey!

Más artículos
¡ROMA presenta “El Traidor”!