«En mi cabeza son solo distintas maneras de contar y cantar lo mismo»

En un alto en los varios ensayos que tiene para cada uno de sus proyectos, charlamos con Dani Pérez, músico rosarino de larga trayectoria, líder de «Sucesores de la Bestia», quien está presentando su disco solista llamado «La Sombra del primero». Con varias anécdotas concernientes al disco, y una historia digna de investigar, lo tendremos el finde próximo en nuestra ciudad, precisamente en el Teatro Sony.

Dani, hay un disco nuevo solista y un laburo en paralelo de material con la banda. ¿Como vas seleccionando el material y enfocando las energías en cada uno? ¿Tenías algún ejercicio o rutina que te permita cambiar el chip de manera simple?

Sucesores de la bestia es una banda muy versátil. Aún así, hay canciones a las cuales les sienta mejor otra impronta. En su momento estábamos grabando «Promesas, mentiras y café»con los Sucesores y presenté varias de las canciones que luego serían «La sombra del primero», pero a la banda no les gustaron. Años después, una vez grabado el disco, tocado todo por mi, fueron los mismos Sucesores los que me pidieron ser la backing band para esta etapa solista. No tengo grandes problemas para cambiar el chip, entiendo que no lo parezca al que escucha de afuera, pero en mi cabeza son solo distintas maneras de contar y cantar lo mismo.

El disco se complementa con «Hablar sin saber», un libro con textos tuyos. ¿Como nació esta idea? ¿Siempre fue tan ambiciosa o hubo algún disparador que te hizo armarla de esta manera?

La idea del libro fue apareciendo, germinando diría. En la época que compuse la mayoría de las canciones de «La sombra…», hará unos 10 años, escribí muchísimos textos, algunos terminaron en canciones y otros me parecieron tener la claridad y el foco suficientes como para sostenerse solos, así que el capricho de sacar un libro junto con el disco y que dialoguen sentó justo en esta oportunidad. No sé si me hubiese animado a sacar un libro sin un disco realmente, me dio un poco de pudor, pero recibí comentarios muy positivos.

¿Que conceptos rodean las composiciones y de que época son? ¿Fueron escritas todas para este proyecto o fueron recopilándose de tu historia musical?

Las canciones en su mayoría tienen unos 10 años, las habré escrito entre el 2003 y el 2005, más algunas más nuevas como «Yo soy mañana» o «La sombra del primero». Había unas 15 canciones más como parte de este proyecto, que terminé descartando para quizás un futuro disco solista. En lo conceptual, creo que es un disco de amor y quizás sea la primera vez que me muestro así de desnudo. En las letras de Sucesores. la ironía y lo físico, lo sexual, tiene mucho más protagonismo. En «La sombra», no es algo que me propuse a conciencia, pero termino contando distintos aspectos de la relación en pareja, sin dejar afuera las relaciones en sí mismas, de cualquier tipo.

El 4 de mayo llegas al Teatro Sony, un espacio que tiene mucha visibilidad en Capital. ¿Cuáles son las expectativas? ¿Es el principio de una gira con estas canciones o es un solo recreo que te tomas de la banda?

Lo del Teatro Sony es un gesto de gran generosidad de nuestro amigo Fede Cabral. Estamos preparando todo, invitando a todo el mundo, tengo muchos amigos y conocidos en capital y esta ocasión me parece inmejorable como para que vengan todos. Las expectativas son altas, hay muchas ganas de tocar y de mostrar este disco. La banda suena super ajustada y le hace justicia a las canciones grabadas, agregando ese sabor irreemplazable del vivo. La gira continúa pero no del disco, sino de todos mis proyectos. El 12 de mayo volvemos a capital, en formato «Sucesores de la bestia» a tocar en el Caras y Caretas de San Telmo junto a Richter y una banda uruguaya que se llama Amigos inflables, al día siguiente tengo un Dj Set en La Tangente y tocan los «Cactus de Rosa». La gira no para porque la música no para (como suele decir un gran amigo mío), no nos importa mucho el formato, me resultaría imposible tomarme un recreo de la banda o dejar de lado las canciones de «La sombra», son parte de un todo que es más grande que cada proyecto y así lo entendemos.

Más artículos
«Cada día más jóvenes se interesan por tocar tango»