El 29 es el día de Bersuit

Bersuit Vergarabat en Teatro Gran Rivadavia

Que ya no es lo mismo, que cambiaron muchos integrantes, que los discos nuevos me cuesta escucharlos, que les perdí el rastro, etc, etc. Estas son algunas de las excusas o de las devoluciones que tenemos cuando le contamos a un amigo o familiar que uno va a ver a Bersuit, sin embargo ya pasaron 3 discos y varios años de esta nueva etapa, y el talento sigue intacto.

La nueva versión teatrera de BV permite disfrutarlo en un formato más relajado, con un nivel sensitivo mucho más alto que en cualquier concierto de años anteriores. La base sigue siendo la misma, con el plus de que las canciones resisten cualquier formato, fueron 32 las que sonaron a lo largo de la noche del sábado, con el detalle que algunas fueron trabajadas en bloque bajo distintos conceptos.

La primera la podríamos llamar “Hijos del culo”, esa joya que nació en el año 2000 nos regaló canciones como “La vida boba”, “El gordo motoneta” y “Desconexión sideral”, las cuales fueron de la partida y nos transportaron a los Obras de la década pasada. En el medio se coló “Cambiar el alma”, que muestra una banda con más desenfado aún.

Un mes antes del concierto en sus redes sociales, Bersuit puso a disposición la chance de que la gente elija 5 canciones de su discografía, el más elegido fue “Veneno de humanidad”, además sonaron “Los elefantitos”, “Pájaro Negro”, en la voz de Nano, multinstrumentista de la banda, entre otros.

El momento de Tito estuvo cargado de emotividad, el Mariscal tomó el micrófono y contó sobre su nueva vida con agradecimiento eterno a sus compañeros que lo bancaron durante tantos años. “Fisurar”, “Carcel, hospital o muerte” y “Ades tiempo” sonaron y reflejaron a una banda en estado crudo y con un integrante en plena ebullición recordando su vieja etapa. El público quedó rendido a sus pies ante “la debilidad” que tienen los bersuiteros.

Varios invitados pasaron a lo largo de la noche y se sumaron al festejo de los 29 años, que tuvo una bajada social y un recuerdo a partir de una versión de “Setentistas”, canción que forma parte del disco “Antihumano” de Attaque 77.

“Me voy” fue el falso final, una composición que viene ganando espacio en los vivos y que está muy relacionada con el adn de BV. “Obstinato” y “Un pacto” fueron los bises y pusieron nuestra gola al máximo esfuerzo de la noche. La próxima cita es en La Plata el viernes 25.

Hubo promesas para el festejo de las tres décadas, las cuales serán celebradas durante 2018, mientras tanto Bersuit sigue girando y jugando con su historia, se los nota cómodos, desprejuiciados y en una unión grupal que hace años que no se veía. Bersuit Vergarabat es un todo cancionero que sigue generando discos, conciertos y apuestas, todo esto para que nosotros sigamos disfrutando, recordando y emocionándonos.

Más artículos
Carajo || Teatro Opera La Plata | PH Pablo Santana || 16 AGOSTO 19