Dirty Wives: Un lado desconocido de Baires

Te invitamos a viajar con Dirty Wives, el lado de Baires que no se conocía.

Vamos saliendo de un año sumamente movido, con cambios importantes en cada uno de nosotros, tristezas, alegrías, momentos rudos, entre otros. Sin embargo, hubo algo qué jamás nos abandonó, al contrario, se ancló en nuestro día a día en medio de un encierro colectivo, hablamos de la música.

Durante el 2020 nos alimentamos musicalmente como ningún otro año en nuestras vidas, nos dimos la tarea de investigar un sin fin de proyectos musicales, tanto del pasado como del presente, incluyendo los lanzamientos que dejó un año raro, lleno de emociones revueltas.

Ampliamos nuestro abanico musical, descubrimos nuevos gustos, reafirmamos otros, conocimos gente a través de la música y las redes sociales (era el único medio por el cual podíamos descargar todo aquello que sentíamos).

Acercándose un fin de año y con una playlist bien pesada, como un libro de esos con miles y miles de páginas, que no pensas leer, pero la adicción a escuchar es más fuerte, así que escuchamos todas y cada una de esas canciones, incluso algunas hurgaron temas personales. Gracias música por siempre subirnos y bajarnos a tu mero antojo.

Finalmente entramos al 2021, el año más esperado por todos… y pensamos: «¿Qué más podríamos escuchar en este 2021?. Nuevo año, sorpréndeme». Al parecer me escuchó.

Ni con un Febrero terminado, llegamos a un proyecto local llamado Dirty Wives, inmediatamente, pasó a los primeros puestos de nuestra tan pesada playlist. Dirty Wives es de Buenos Aires, está activo desde el 2014, haciendo público en el 2015 su primer álbum homónimo.

Este álbum contiene 10 sencillos que te hacen viajar por diferentes moods, desde la calma pasando por ese sentimiento profundo que no podemos arrancar, cuestionando: ¿quiénes somos?, ¿qué hacemos acá?, hasta ese amor desgarrado, oscuro y apasionado arranca pieles que todos hemos vivido alguna vez.

Todos estos tópicos que mencionamos anteriormente acompañados de riff crudos y reflexivos, con ambientes muy bien pensados, podrían llevarnos inmediatamente a saber las influencias de Dirty, pero más allá de eso, es muy interesante conseguir proyectos únicos y super valorables dentro de nichos musicales muy marcados y conocidos en Argentina.

De este black álbum recomendamos mucho temas como: Red, Mina, Symphony of Peace & Love, Wtvr, siendo este último, una obra de arte.

Después, Dirty Wives siguió lanzando material, a mitad del 2018 pública «Solaris». Una banda sonora imaginaria para la novela de ciencia ficción «Solaris» de Stanislaw Lem. Para los amantes del Ambient Space Music, es un álbum bastante llamativo, llevándote por pasajes de la novela y sus protagonistas, inclusive, llevándote a sentir ese viaje al espacio qué hizo Kelvin, el protagonista, y sus distintos estados de ánimo dentro de Solaris.

Para finales del 2019 publican un single llamado : «Strangers» oscuro y reflexivo, acá cuenta y a la vez le pregunta a su «viejo amigo»: ¿Cómo se siente perder a alguien?. Cuando antes todo eran risas y canciones, ahora todo son silencios y vacío de palabras, una canción bastante emocional y a la vez hermosa, con una voz desgarrada y sutil acompañada de una guitarra melancólica.

Dirty Wives comienza el 2020 con un nuevo sencillo llamado: «The Letter», sin imaginar nada de lo que vendría para todos. The Letter, es para mí opinión personal, literalmente una carta, una carta para decir adiós, posiblemente, no sabemos..

A mitad del 2020 publica un EP netamente instrumental, una especie de Dark Ambient, que contiene tres temas, grabados 100% con guitarras y efectos. El cráneo de todo este proyecto es Stefano Pellegrini, músico argentino, lo pueden encontrar en las redes como: coco_ pellegrini , y allí ver todos sus proyectos musicales.

Toparse de repente con este tipo de proyectos, donde te identificas con un montón de pasajes o líricas y más cuando eres melómano, te lleva a pensar mucho más, que la música te acerca, te conmueve, te limpia, te da la oportunidad de renacer y sanar.

Recomendamos escuchar Dirty Wives, banda argentina, que seguro vamos a estar escuchando de ella muy pronto en algún recital. Para saber más de este proyecto, visita su canal de Bandcamp.

Más artículos
Post Psicodelia de viernes por la noche