Del poco interés por conocer no se vuelve nunca

Dedicatorias, operaciones, críticas, malos deseos y pedidos de disculpas son los ejes del periodismo deportivo local. Del conocimiento del juego todavía nos deben muchísimo.

Acaban de cerrarse el segundo y el tercer torneo más importantes a nivel selecciones con Argentina e Italia como justos ganadores, pero por fuera de lo futbolístico quedan muchísimos temas para analizar, pensar, revisar y mejorar de cara a una copa del mundo que está a 16 meses de comenzar en Qatar. Uno de ellos es el nivel técnico del periodismo deportivo argentino.

En los primeros días de competición, el tópico radicaba en el enojo de la gente por no tener la posibilidad de poder ver los partidos de la Eurocopa y de la Copa América, la señal satelital de cable dominaba todo y solo dejaba un partido por día del certamen del Viejo Continente y los de Argentina por el lado del torneo de nuestro continente.

Obviamente, eso da mucha bronca por la cantidad de dinero que se paga por estos servicios mes a mes, sin embargo aquellos y aquellas que tuvimos la chance de poder ver esas transmisiones padecimos aún más el desconocimiento del periodismo deportivo local de los jugadores que participaban de las competiciones más importantes de este año junto a los Juegos Olímpicos.

Cuti Romero, mejor defensor de la Serie 20/21.

Los casos insignia de nuestra selección son Emiliano Martínez y Cristian Romero, dos jugadores que vienen teniendo más de 18 meses de gran nivel en la élite del fútbol europeo. A Romero lo compró la Juventus (¿no te parece que si sos periodista deportivo eso debe llamarte un poco de atención en este contexto del futbol nacional?), a partir de ahí fue prestado a Genoa y luego cedido al Atalanta, equipo que llegó a octavos de final en Champions League y fue escolta del Inter, campeón de Serie A, hasta la última fecha.

Por su parte, Dibu fue suplente en Arsenal, equipo del Big Six de la Premier, tuvo su chance por la lesión de Bernrd Leno, y tomó la titularidad para llevar al equipo a clasificar a Europa League y ganar la FA Cup y la Charity Shield, luego fue vendido a Aston Villa por 20 millones de libras más bonus, para transformarse en un arquero que tuvo 15 clean sheets (partidos sin goles) en la mejor liga del mundo. Mientras tanto, acá se preguntaban si Armani o Andrada debían ser los titulares, todo esto sin desmerecer a estos dos enormes arqueros.

No hay interés en conocer la realidad del jugador, el momento, la transformación y los desarrollos, lo paradójico es que ahora tenes todo más a mano que cuando Crespo, Batistuta, Verón y el Piojo López la rompían en Europa, pero las pocas ganas de hablar del juego pueden más que cualquier herramienta digital que tengamos a mano, aunque muchos se jacten de usarlas.

Lo de la Euro fue más aberrante y preocupante, en especial en la primera fase donde compiten selecciones que tienen pocos jugadores en los equipos grandes. Igualmente, estos jugadores son muy destacados y cuentan con trayectorias más que interesantes en clubes que compiten muy bien en varias de las ligas europeas. Un caso a seguir es el de Patrik Schick.

Este delantero de la República Checa hizo el gol más lindo de toda la Eurocopa, un disparo de mitad de cancha que podes ver acá. A partir de eso fue convirtiéndose en un delantero a seguir, pero pocos y pocas entendían quien era Schick. Ex delantero de la Roma, hoy pelea el puesto con Alario en Bayer Leverkusen, y a las pruebas nos remitimos cuando decíamos que no siguen el andar de los jugadores locales. Es importante recordar que el ex Colón y River quedó afuera del último corte de la lista de Copa América por una lesión que no le permitió entrenar a la par del grupo.

Igualmente, les tenemos que dar un poco de margen porque la Bundesliga la podés ver solo por una app llamada One Football. Eso hace que se dificulte seguir a estos jugadores, y entender que es lo que hacen semana a semana en sus equipos. ¿O no?.

El derrotero de nuestro periodismo deportivo a lo largo de todo el torneo del Viejo Continente continuó con muchos jugadores destacados que llegaron a las instancias finales. Lo raro es que para lo que tiene que ver con críticas u operaciones están actualizados/as semana a semana. La dedicatoria en los cánticos del plantel de la Selección Argentina marca un poco esta tendencia.

En conclusión, el final de estos torneos deja muchísimas cosas para festejar como que Messi haya llegado a su primer título en la Selección mayor o que Lorenzo Insigne levante la copa en Wembley con un tatuaje de Diego en la piel, pero nos deja mucha preocupación en el saber de los que tienen un micrófono delante o la posibilidad de relatar estos partidos de altísimo nivel. Quedan 16 meses, hagan un esfuerzo y empiecen a seguir las ligas para conocer a los que van a estar en Qatar 2022.

Más artículos
Elon Musk: Su vida, su historia