De México a Argentina, sin escalas

Natalia Lafourcade|| Teatro Gran Rex || 27.04.2018 

En un viernes de abril que nos engaña queriendo ser verano, nos adentramos en el Teatro Gran Rex para transitar la segunda fecha que tiene programada Natalia Lafourcade en nuestro país.

Dicen en las redes sociales, y personas sentadas en las butacas de mi alrededor, que la noche de ayer fue todo lo que está bien, y que la que está a punto de comenzar promete ser más.

La joven cantautora argentina Silvina Moreno es la encargada de abrir la noche. Su voz precisa y clara es motivo suficiente para buscar su música en las redes y descubrir en profundidad lo que esta cantante promete. Cierra su show con La Despedida, dejándonos en la calma que antecede a la razón principal de este viernes 27 de abril.

Bajo un único foco de luz, se escucha el bandoneón del argentino Gabriel Merlino que rompe con la calma instalada y le da la bienvenida con sus acordes a la presencia de Natalia Lafourcade. La cantante ingresa sigilosa al escenario, se sienta a su costado, y entona la letra de La Llorona, dándole voz a la intro ejecutada por el argentino.

La Llorona es la canción elegida para iniciar el set list de esta noche. Canción que integra su último material Musas:un Homenaje al Folclore Latinoamericano en manos de Los Macorinos, Vol. 2. Disco que amplía y profundiza el reconocimiento iniciado en Musas: Vol.1 a aquellos artistas latinoamericanos que marcaron un antes y un después en la música.

El set list elegido sigue la línea del Tour Musas: Vol.2, siendo algunas de las canciones interpretadas:  Duerme Negrito, Danza de Gardenias y Tus Ojitos. Pero no todo es homenaje esta noche, también es recordar los inicios de Natalia con los temas En el 2000 y Ella es Bonita.

Inicios que se plasman en sus discos Natalia Lafourcade y Hu Hu Hu, y  que transitamos brevemente esta noche, saltando directamente al homenaje a Agustín Lara en su disco nombrado Mujer Divina y luego a su propio material Hasta la Raíz, para quedarse por un rato en Musas: Vol.1. y cambiar al Vol.2.

Entre salto y salto de sus discos, invita al escenario para interpretar Soledad y el Mar a su musa y colega Julieta Venegas, quien es recibida calurosamente por el público. Pero no es la única invitada en esta noche, el Sr. Kevin Johansen se asoma en la segunda parte del show para sentarse con Natalia e interpretar el famoso track de la película Coco, Recuerdame.

Track que le permitió a Kevin iniciar un juego de seducción con la mexicana en pleno escenario, enmarcado en un breve baile de tango que hizo suspirar al Rex y un juego de palabras dignas de guión de telenovela de media tarde.

El show liderado por Lafourcade estuvo repleto de detalles. Homenajes, artistas invitados, bailes variados y actuaciones dignas de telenovela. Detalles que reflejan la personalidad de la artista. Su calidez y sencillez, sumado a su carisma innato, hicieron que las casi tres horas durarán un suspiro e hicieran que el público presente saliera tarareando el último tema interpretado con su guitarra y voz, Partir de Mí.  

Más artículos
Homenaje: Kobe Bryant