Cruzando límites

Cruzando el Charco en Estadio Atenas

Cruzando el Charco se presentó por segunda vez en Atenas y brindó un show impresionante. La noche arrancó muy movida porque como banda soporte estuvo “Percance”.  Los chicos costarricenses  que fusionan el rock, salsa, merengue, ska, pop y reggae, entre otros, subieron al escenario y empezaron la fiesta en la noche platense.

Cerca de 3.000 personas fueron testigos de una puesta en escena espectacular, con un amplio escenario que contaba con una pasarela que se adentraba en el público, y a la vez acompañado por un sistema de luces que asomaban como dos brazos gigantes por encima de los fans.

Haciendo un repaso por sus cuatro discos “Cruzando” hizo vibrar Atenas, y su gente acompañó de manera fiel cantando y saltando al ritmo de cada tema. Cuando promediaba el show la banda se tomó un respiro y fue ahí que “Conventillo Nacional” hizo su aparición con todo su ritmo murguero.

El momento emotivo fue, sin dudas, cuando Francisco hizo subir al escenario a su hijo Bautista para así cantar juntos, “Bauti”.
También se dio el gusto de presentar “Mi Partida”, tema que estará incluido en el próximo disco.

En un ida y vuelta constante con el público se fue dando un show con ese clima familiar que caracteriza a la banda.
Alguno de los temas que sonaron fueron los clásicos “Adonde Están”, “Zurda de Cristal”, “A Mil”. Cerca de dos horas de recital fueron suficientes para hacer sentir su gran presente nada más y nada menos que en un lugar mítico en la ciudad de La Plata como es el Microestadio Atenas.

Para el final, otra sorpresa, cerraron con “Viejo”. La gente de “Conventillo Nacional” copó el escenario y al ritmo de la murga, con bailarinas incluidas, la fiesta fue completa. Sin dudas “El Charco” está “Cruzando” límites y no piensan parar.

Ahora se viene una gira por el interior del país donde visitarán lugares como “Elvis” en Río Cuarto , “Refugio Guernica” en Córdoba, “Vorterix” en Rosario para luego volver a hacer otro “Vorterix” en Capital Federal.

Más artículos
Las Pelotas en el Luna Park