Bachaco: «Soy muy de ir con el flow»

Luego del lanzamiento de «La Policía», canción que cuenta con un video divertido y representativo de la propuesta, charlamos con el artista radicado en Miami.

Han pasado más de diez años desde aquel «Cumbia pa la nena», el primer lanzamiento de este proyecto llamado Bachaco. En este 2021, Edilberto Morillo, nombre propio del artista, presenta un nuevo single llamado «La Policía», un tema bailable y pegadizo.

El mercado latino es uno de los más codiciados por los artistas de habla hispana, el ser tan grande da la chance de que muchos y muchas artistas tengan la posibilidad de desarrollarse, sin embargo Bachaco aclara: «estar radicado en Miami es una carta que puedo usar a mi favor, sin embargo trato de que lo que la ciudad potencie sea a la música y no tanto la exposición».

¿Este lanzamiento significa una nueva etapa para Bachaco luego del último EP?

Definitivamente marca un antes y un después de mi carrera, este lanzamiento rescata lo mejor de Bachaco en cuanto a composición, sonido, producción y promoción. En todos los niveles demuestra un nivel de madurez artística y profesionalismo diferente a todo lo que he hecho anteriormente. pero que mantiene viva la esencia que busco transmitir y no es nada menos que un sonido multicultural, mestizo que transmita buenas vibraciones.

¿El sonido del single nació a partir de la influencia de todas las nacionalidades de todos los integrantes de la banda o lo trabajas de manera individual y luego lo presentas al resto?

El sonido final del single es una mezcla de lo que yo compuse, música y letra que son de mi autoría, la melodía y todo lo que se lee o canta con el “performance” de cada instrumento, para esa labor fueron contratados músicos profesionales expertos cada uno en su materia como Agustín Espina en teclados, Rodner Padilla, bajo, Anderson Quintero, percusión y Camilo Velandia en guitarra.

En la grabación como tal, cada músico le pone su sazón a la música y su desempeño en el instrumento correspondiente es lo que hace que suene espectacular, para eso conté con el grupo. En todo momento, busco tener los temas lo más listos dentro de lo posible antes de pasarle un demo resto del grupo.

¿Cuáles son los aspectos en los que te enriqueció la producción de Agustín Espina?

Trabajar con Agustín Espina me ha enriquecido en muchos aspectos, sobre todo en el aspecto humano porque es un hombre humilde, trabajador, serio, talentoso y nunca se rinde, es un luchador y un gran ejemplo a seguir como venezolano dentro de la industria musical. Creo que ese perfil ha enriquecido mi carrera más que a la producción.

La producción era genial antes de él, y con él simplemente ahora brilla mi trabajo gracias al ánimo y entusiasmo que se le puso en todos los niveles de esta producción. ¡Le ha inyectado una dosis muy necesaria de buena vibra al proyecto y eso no tiene precio, pero si mucho valor!

¿Cómo nació la idea del video? ¿Desde el principio el concepto era buscar polémica o a lo largo del rodaje fueron apareciendo las ideas?

El video surge porque desde un comienzo, ya que la canción es divertida y esa era la vibra que quería transmitir, algo que se sintiera súper fresco pero que se pareciera mucho a la historia, al cuento o la novela de la canción.

En ese momento que nos reunimos a discutir ideas, se planteó que fuese lo más satírico posible para despertar conversaciones y a pesar que teníamos una idea de hacia dónde iba dirigido el video pocas semanas antes del rodaje.

El director, Andy Oceans, nos envió su visión con un guión preliminar. Su idea fue escalar la situación desde el principio del video y el día del rodaje, ya teníamos todo medio planificado y realmente tener todo lo que exigía la producción como por ejemplo actores, props (objetos de utilería) y un gran equipo de trabajo hizo que todo fluyera enormemente.

El proyecto está afincado en una ciudad clave para la música latina. ¿Sentís que a partir de ahí la exposición se potencia o crees que con lo globalizado que está todo esto es indistinto?

Quisiera por un lado decir que es indistinto porque así lo siento, debido a que también soy un poco de los que piensan que “querer es poder”, pero al mismo tiempo si me siento muy privilegiado de estar en una ciudad que está en la mira del mundo globalizado y eso abre puertas a la hora de captar audiencias.

En términos generales existe una especie de sentimiento de que “si es de Miami debe ser bueno” y suele ser así, de hecho, musicalmente hablando Miami es cuna de grandes artistas de todas las nacionalidades. Definitivamente estar radicado en esta ciudad es una carta que puedo usar a mi favor, sin embargo trato de que lo que la ciudad potencie sea a la música y no tanto la exposición.

¿Cuáles son los próximos pasos del proyecto? ¿El objetivo es mantener la periodicidad de lanzamientos o traer de empezar a hacer presentaciones en vivo a medida que la pandemia ceda?

Mi plan actual es seguir lanzando sencillos promocionales periódicamente, para darle tiempo suficiente a la gente de familiarizarse con cada tema y adoptarlo como propio. Tengo una especie de plan de trabajo, pero al mismo tiempo soy muy de “ir con el flow”, todo va a depender de la aceptación que reciba cada canción de forma independiente

Eventualmente, tarde o temprano, volveremos a los escenarios, así que definitivamente haremos presentaciones según la ocasión lo dicte y cumpliendo cualquier protocolo necesario para hacer los conciertos una realidad.

Más artículos
Pinto & Maluf: Un viaje, una canción