Attitude for Destruction en Teatro Sala Opera: Noche Gunner en La Plata

Como cada vez que anuncian su visita, los chicos de Attitude For Destruction generan grandes expectativas en la gente que quiere revivir esos shows de los 90 de Guns N´Roses. El sábado, los bahienses volvieron a la ciudad de las diagonales y desplegaron todo su repertorio. La noche arrancó con el grupo Buey a puro rock, una intro cortita con cuatro temas para poner en ambiente a toda la gente que se acercó al Teatro Sala Ópera.

Cerca de las 22 hs salieron a escena Axl, Slash, Duff, Izzy, Matt y Dizzy para recrear ese hermoso tributo a Guns N´Roses. Arrancaron muy arriba con “It´s So Easy”, “Nightrain” y “Live And Let Die”.  Con su clásico pañuelo en la frente y sus gafas, Axl hizo saltar a toda la gente a puro rock.

Un gran ida y vuelta con el público generó una hermosa combinación para darle paso a “November Rain”, donde se destaca la aparición en el escenario de la novia y los sepultureros con  un cajón recreando al video original de la canción. Siguieron con “Move To The City” del disco “Lies”, y pegadita sonó “Welcome To The Jungle” para hacer poguear a toda la masa de gente que no paraba de cantar y saltar hasta que se cerró el telón.

La sorpresa de la noche (primera vez que lo hicieron en La Plata) llegó cuando al abrirse nuevamente el telón, se vieron unos sillones sobre el escenario y, como en el 93 en River, armaron un set acústico al cual Axl y Slash salieron a tocar con camisetas de Argentina. En dicho set sonaron “Patience”, “Use To Love Her”, “Knockin´On Heavens Door” y “You Are Crazy”. Como en el living de su casa, los muchachos de Attitude supieron enamorar a su público con esas baladas rockeras en formato desenchufado.

Llegó “Dead Horse” para alternar entre calma y huracán, para luego darle paso a un solo de Slash y su versión de “The Godfather” como intro de “Sweet Chlid O´Mine” y armar otra vez revuelo en el público.

Luego, la hermosa y melódica “So Fine”, con coros de Duff, se adueñó del lugar. Sin descanso, empezaron a retumbar los sonidos de la batería de Matt en un solo previo a “You Could Be Mine” donde aparece en escena nada más y nada menos que Terminator con su arma intimidando a un eufórico Axl Rose que no paraba de correr por todo el escenario.

Para el final sonaron “Attitude” cantada por Duff, la sensual y provocativa “Rocket Queen”, para luego bajar un poco con la pegadiza “Don´t Cry”. En medio de “Estranged” el público aplaudió y siguió entonando a la par de la banda esa larga y bonita canción que tanto gusta entre en el ambiente Gunner.

El último, como no podía ser de otra manera, fue“Paradise City” para dejar a todos los fans con las pulsaciones a mil. Sin dudas estos muchachos saben hacer un tributo, y la gente los reconoció con muchísimos aplausos. Desde el vestuario y las recreaciones de los videos llegaron, una vez más, a sorprender a quienes no los habían visto nunca en vivo.

Attitude vuelve a Bahía Blanca (su ciudad) para luego regresar a Buenos Aires y seguir rockeándola por San Isidro (Teatro Stella Maris), San Justo (Oveja Negra) y Palermo (Lucille) entre otros lugares a los que llevarán todo su repertorio.

Más artículos
Nano Mutek.Ar: Lo digital que no se detiene